El diseño de campos de golf se ha convertido en todo un arte. Lo más importante a la hora de proyectar un campo de este tipo es la elección de un terreno adecuado. Por este motivo, es muy importante realizar un estudio topográfico previo del espacio donde se va a construir el campo de golf. Conviene tener en cuenta que las pendientes de más del 20% exigen un importante movimiento de tierras, por lo que el coste de la construcción se ve incrementado de forma notable.

Por el contrario, tampoco conviene que el terreno sea totalmente llano. Lo ideal es que las pendientes sean de aproximadamente un 6% y que la topografía del terreno sea lo más variada posible. En cuanto al tamaño de la finca, el espacio mínimo recomendado para construir 18 hoyos (par 72) es de 50 hectáreas de terreno. No obstante, se pueden diseñar campos de golf mucho más pequeños, dependiendo de las necesidades y el presupuesto disponible. Además, es esencial que el terreno tenga garantizado el abastecimiento de agua.

 

Diseño de campos de golf

 

 

Profesionales del diseño de campos de golf

Otro aspecto importante en el diseño de campos de golf son los condicionantes ambientales, como por ejemplo si existe algún tipo de protección sobre el terreno. También es importante realizar un estudio del tipo y la cantidad de vegetación con la que cuenta la finca. Con el análisis de todos estos factores sobre la mesa, los diseñadores se hacen una idea de la superficie útil de la que disponen para crear un campo de golf. Sin embargo, los diseñadores no son los únicos profesionales que intervienen en la construcción y el diseño de un campo de golf. También hay que contar con la participación de ingenieros agrónomos, licenciados en ciencias ambientales y expertos en paisajismo.

Para el adecuado diseño de campos de golf, la disposición y construcción de los mismos debe tener un máximo estándar de seguridad para los jugadores, así como en las fincas que rodean el campo. Es importante que el campo de golf sea confortable y se pueda realizar el cambio de hoyo caminando. Asimismo, cada hoyo debe ser “jugable” y atractivo, integrado en el entorno natural y respetuoso con el medio ambiente. También es muy importante que tanto los tees de salida como los greens sean bonitos y estén bien cuidados.

 

Diseño de campos de golf

Cuando el diseñador de un campo de golf tiene ante sí un nuevo reto, lo primero que debe hacer es estudiar cómo es el terreno que se va a transformar. Como ya hemos comentado, son esenciales factores como la topografía, los recursos acuíferos existentes y la vegetación. El entorno donde se va a ubicar el campo de golf y el tipo de campo necesario son otros parámetros muy importantes. Ante la carencia de recursos acuíferos, los diseñadores suelen optar por construir campos de golf provistos de amplios lagos en los que se pueda almacenar el agua. Otra solución consiste en reducir la superficie de césped y optimizar los recursos de riego.

 

Diseño de campos de golf