C/ Arturo Paz Varela, 2. Jerez de la Frontera
info@arpasa.es

Plan de fertilización para nuestro césped natural

¿Sabes cómo realizar un plan de fertilización para tu césped natural? En este artículo de Arpasa les ayudaremos a realizar un plan de fertilización adecuado para césped natural, el cual puede marcar la diferencia entre un césped hermoso y uno mediocre.

Plan de fertilización para nuestro césped natural

La experiencia nos dice que los céspedes son cuidados por tres tipos de personas:

  1. Las personas amantes del césped. Estas personas tienen jardines inmaculadamente cuidados. Los fertilizan con regularidad, erradican las malas hierbas casi antes de que aparezcan, airean, escarifican el suelo y son recompensadas por su arduo trabajo con un césped natural espectacular.
  2. Los amigos del césped. Quieren tener un gran césped pero no pasan suficiente tiempo en el jardín para lograr la perfección. Sus céspedes se cortan con regularidad, los fertilizan ocasionalmente y los disfrutan por lo que son.
  3. Los extraños del césped. Estas son las personas que podrían tener un hermoso césped pero no se esfuerzan mucho. De vez en cuando pueden sacar la cortadora de césped, pero eso es todo. El jardín parece descuidado, sin embargo, les parece bien.

Probablemente, mientras leemos este artículo nos incluyamos en alguno de estos tres grupos. Suponemos que la gran mayoría encaja en una de las dos primeras categorías. Sin embargo, para aquellos que encajan en el tercer grupo, aún hay tiempo para una milagrosa conversión.

Plan de fertilización para nuestro césped natural

Plan de fertilización para nuestro césped natural

El factor número uno en la transformación de un césped natural es su nutrición. Algo similar ocurre con los atletas que no pueden tener acceso a una dieta adecuada, de acuerdo con el deporte que practican. Ellos no podrán mantenerse en el estado físico ideal que exige su especialidad deportiva si no se alimentan adecuadamente.

De la misma forma, nuestro césped no se verá bien ni prosperará si no recibe el adecuado equilibrio de nutrientes en el momento oportuno. Tendremos plantas débiles y propensas a enfermedades con colores opacos y poca tolerancia al desgaste si no las nutrimos a tiempo y adecuadamente. Cuando llegue el verano y el clima sea caluroso y seco, nuestro césped estará marrón y crujiente mientras que otros estarán frescos, exuberantes y verdes.

Plan de fertilización para nuestro césped natural

Si la condición de nuestro césped se deteriora, tendremos que trabajar en exceso para restaurarlo. Es más sencillo planificar un régimen de fertilización regular para mantener nuestro césped en buenas condiciones.

Formulación del plan de fertilización más apropiado por períodos de tiempo

Independientemente del método que usemos, debemos programar desde ahora cuándo vamos a fertilizar nuestro césped. Podemos utilizar la agenda de nuestro móvil o cualquier otro sistema que nos resulte cómodo y familiar.

Comencemos a mediados de marzo nuestra programación. Si tenemos un suelo arenoso que no retiene bien los nutrientes, debemos programar la siguiente fertilización unas 6 semanas después. Sigamos programando la fertilización del césped cada 6 semanas hasta finales de octubre.

Si nuestro césped crece en suelo arcilloso o calcáreo, lo fertilizaremos cada 8 semanas.

Debemos tener en cuenta también que a partir de septiembre es necesario cambiar la fórmula del fertilizante y empezar a aplicar la fórmula que corresponde a otoño/invierno.

Plan de fertilización para nuestro césped natural

Formulación del plan de fertilización más apropiado según la época del año

Todos los fertilizantes para césped deben contener tres nutrientes principales básicos y una cantidad adicional de micronutrientes. Debemos buscar el índice NPK en el envase.

No importa qué especie de césped tenemos, todos tienen un metabolismo similar y necesitan los mismos nutrientes.

Los principales nutrientes para el césped natural son:

N = Nitrógeno para el crecimiento.

P = Fósforo para aumentar la fuerza de las raíces y el metabolismo de las plantas.

K = Potasio para mejorar la resistencia.

Un fertilizante para césped típico de primavera/verano debe tener una proporción de NPK de 12:3:12.

Un fertilizante para el otoño/invierno contiene mucho menos Nitrógeno. Normalmente, la proporción será 4:3:15.

Si nuestro césped tiene malas hierbas, y no deseamos manejar herbicidas, es preferible arrancarlas o tratarlas con un herbicida en gel.

Para campos deportivos donde existe el uso excesivo o para campos donde el césped se poda muy corto, es recomendable seguir el consejo de un experto en fertilización de césped. En estos casos, las plantas están sometidas a mucho estrés y pueden necesitar un equilibrio de nutrientes ligeramente diferente.

Adquisición del fertilizante adecuado para nuestro césped

Tenemos dos opciones. Podemos comprarlo en línea o visitar nuestro centro de jardinería preferido.

¿Cuál es el mejor fertilizante para nuestro césped?

Los fertilizantes líquidos para césped pueden ser difíciles de aplicar de manera uniforme. Podemos elegirlos si estamos realmente seguros de nuestras habilidades.

Los fertilizantes granulados para césped se aplican fácilmente con un esparcidor.

El embalaje también es importante. Un buen embalaje nos permitirá guardar el excedente y mantenerlo en buenas condiciones por los próximos 2 meses. El fertilizante granular tiende a absorber agua del aire y se vuelve pastoso. Eso no está bien. Lo mejor es que el envase permita guardar herméticamente el excedente de fertilizante.

Seguir las recomendaciones de los fabricantes

Agregar demasiado fertilizante al césped puede ser contraproducente. Una dosis alta de nitrógeno quemará o incluso matará las plantas. Es probable que la lluvia elimine el exceso de fertilizante del suelo. Sin embargo, esto no solo es una pérdida de dinero, sino que contamina los cursos de agua y altera el equilibrio natural.

Si agregamos poco fertilizante a nuestro césped, es posible que lleguemos al punto de no alimentar nuestro césped en absoluto.

Las personas que desarrollan y fabrican fertilizantes para césped pasan años investigando y probando sus productos antes de venderlos. La cantidad recomendada está allí en la etiqueta para brindarnos los mejores resultados posibles.

Esperamos que este artículo sobre cómo realizar un plan de fertilización para nuestro césped natural, les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

¿Cuál es el impacto en la salud y medioambiente del césped artificial frente al césped natural? Los municipios, universidades, escuelas y otras instituciones con frecuencia necesitan tomar decisiones sobre el mantenimiento y la instalación de campos deportivos.

Esto incluye elegir entre césped natural y césped artificial, también conocido como césped sintético. Otros factores a considerar comprenden el costo de instalación y mantenimiento y la cantidad de días que se puede usar el campo. Además, la probabilidad de lesiones del jugador, la temperatura del ambiente de juego y la exposición de los atletas a químicos.

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

Varias comunidades han solicitado la asistencia técnica del Instituto de Reducción del Uso de Tóxicos (TURI) de Massachusetts, EE.UU., para evaluar las preguntas que enfrentan al tomar estas decisiones. En respuesta a estas solicitudes, este organismo ha realizado una investigación sobre materiales individuales utilizados en césped artificial.

Además, ha trabajado con municipios y otras instituciones para facilitar la adopción de prácticas de gestión de campos deportivos. Esto, con la finalidad de que sean rentables y preferibles para la salud humana y el medioambiente. Esta área de trabajo ha incluido proyectos para ayudar a las comunidades a eliminar o reducir el uso de pesticidas. Asimismo, se han incluido proyectos para facilitar la adopción de prácticas de manejo de césped natural orgánico.

El trabajo del TURI se fundamenta en la reducción del uso de tóxicos y se enfoca en la identificación, reducción o eliminación del uso de químicos tóxicos por parte de las comunidades y propietarios de viviendas para la protección de la salud humana y el medioambiente.

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

En este artículo de Arpasa, les mostraremos el posible impacto en la salud y medioambiente del césped artificial frente al césped natural, además de otras características. Veremos también cómo el césped natural resulta más conveniente desde el punto de vista de la salud de las personas y del medioambiente.

Componentes de césped artificial

El césped artificial generalmente tiene varios componentes. Estos incluyen una capa base compuesta por grava o piedra, y una alfombra de césped artificial. A su vez, la alfombra de césped artificial incluye material de soporte y fibras de césped artificial y uno o más materiales de relleno, utilizados para mantener las fibras de la hierba artificial en posición vertical y proporcionar amortiguación, entre otras funciones.

El relleno es la parte del césped artificial que imita el papel del suelo en un sistema de césped natural. Muchos campos de césped artificial también incluyen una almohadilla de choque debajo de la alfombra para una amortiguación adicional. Dependiendo del tipo de relleno, esta almohadilla de choque puede ser un componente opcional del sistema de césped, o puede ser necesaria para proporcionar una superficie de juego suficientemente resistente.

Preocupaciones ambientales del césped artificial

Existen varias preocupaciones ambientales asociadas al césped artificial. Esto incluye, la pérdida del hábitat de la vida silvestre, la escorrentía contaminada y la migración de materiales sintéticos. Se han encontrado contaminantes en la escorrentía de aguas pluviales del césped artificial que son dañinos para la vida acuática, como el zinc. Tanto las partículas de relleno como las fibras de césped sintético rotas pueden migrar lejos de los patios o campos de juego. Esta partículas al emigrar, contribuyen a la contaminación por microplásticos.

Salud ambiental infantil

Personas de todas las edades se benefician de un entorno seguro y saludable para trabajar y divertirse. Sin embargo, existen preocupaciones especiales por los niños. Los niños son especialmente vulnerables a los efectos de las sustancias químicas tóxicas. Esto se debe a que sus órganos se están desarrollando rápidamente y sus mecanismos de desintoxicación son aún inmaduros.

Los niños también respiran más aire por unidad de peso corporal que los adultos. Además, es probable que tengan más exposición a contaminantes ambientales a través de las manos hacia la boca que los adultos. Por estas razones, es particularmente importante tomar decisiones cuidadosas sobre la exposición de los niños.

Peligros químicos

Es sus investigaciones el TURI ha encontrado sustancias químicas en varios de los materiales sintéticos utilizados en el césped artificial que han causado alarma. Muchos particulares se han planteado la preocupación sobre el uso de desechos de neumáticos reciclados en la fabricación de césped artificial. Estos se utilizan como relleno para mantener el césped artificial fijo en su lugar y proporcionarle un efecto amortiguante que imite al césped natural. En su investigación, este organismo se ha centrado en varios de estos materiales de relleno, incluidos los neumáticos reciclados.

De acuerdo con el informe, los neumáticos reciclados pueden contener una amplia variedad de productos químicos. Entre ellos, metales como plomo y zinc, compuestos orgánicos volátiles (COV) y otros. Algunos productos químicos que se encuentran en los neumáticos reciclados conforman la lista de sustancias conocidas o sospechosas de producir cáncer. O en otro caso, están asociadas con algunos efectos nocivos a la salud de las personas.

También se pueden encontrar sustancias químicas preocupantes en otros tipos de rellenos, los cuales se mencionan en el informe.

Problemas de calor

El césped artificial puede calentarse mucho más que el césped natural en un día cálido. Los expertos señalan que las altas temperaturas pueden provocar enfermedades relacionadas con el calor potencialmente mortales para los usuarios, especialmente los atletas. Varios estudios han medido altas temperaturas en césped artificial, algunas de hasta 77 °C (170 °F).

Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial

Informe del Instituto de Reducción del Uso de Tóxicos (TURI)

En un documento presentado por el TURI, denominado Athletic Playing Fields, este organismo proporciona información sobre varios materiales de relleno empleados por muchos fabricantes de césped artificial. El informe el TURI considera importante señalar que los materiales disponibles en el mercado pueden cambiar con frecuencia. Además, la información que se presenta en el informe es válida para el momento de su publicación (diciembre 2018).

También es importante comprender que el relleno es solo un componente del sistema de césped artificial. Este documento se centra principalmente en el relleno. Sin embargo, al evaluar el impacto del césped artificial sobre el ambiente y la salud de las personas, también es importante considerar los impactos de cada uno de los demás componentes. Esto incluye las hojas de césped artificial, la almohadilla de choque y las capas estructurales inferiores.

Productos utilizados como relleno

El caucho desmenuzado elaborado a partir de neumáticos reciclados, también denominado desmenuzado de neumáticos o caucho de estireno butadieno (SBR), está presente en un gran número de campos de césped artificial.

Actualmente, se comercializan varios materiales como alternativas a los neumáticos reciclados. Algunos se basan en materiales sintéticos, mientras que otros son minerales o vegetales, o contienen una mezcla de materiales naturales y sintéticos.

Rellenos sintéticos alternativos

Los rellenos sintéticos alternativos incluyen terpolímero de etileno propileno dieno (EPDM), elastómero termoplástico (TPE) y materiales de desecho de calzado deportivo, entre otros.

Los materiales a base de minerales y derivados de plantas utilizados en el relleno pueden incluir arena, zeolita, corcho, cáscaras de coco, núcleos de aceitunas y cáscaras de nueces, entre otros materiales. El relleno también se puede hacer con arena con recubrimiento acrílico.

Algunos proveedores también pueden ofrecer una opción de migajas de neumáticos recubiertas con poliuretano. Se dispone de información limitada sobre los productos químicos en el revestimiento y sobre la capacidad del revestimiento para reducir la exposición a los productos químicos en la miga del neumático o la durabilidad del revestimiento.

Existe poca información disponible sobre los productos químicos presentes o emitidos por rellenos alternativos. Algunos de ellos pueden generar preocupación sobre su impacto en la salud y medioambiente al igual que las migas de las llantas. Sin embargo, algunos de estos productos químicos pueden evidenciar peligros graves.

En el informe presentado por el TURI se proporcionan algunas informaciones disponibles sobre estos materiales, pero es necesario realizar más investigaciones sobre ellos. Algunos de estos materiales también han sido evaluados en una revisión realizada por la Agencia Ambiental de Noruega (NEA) en 2017 y en otra realizada en 2018 por el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) de los Países Bajos.

Composición de la miga de neumático

Según el estudio realizado por el TURI, una gran cantidad de productos químicos se encuentran en la miga de los neumáticos. Muchos de ellos tienen efectos adversos sobre la salud humana o el medioambiente. La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA) identificó un poco más de 350 sustancias químicas o categorías químicas que se discutieron en la literatura existente sobre migajas de llantas. La presencia y la cantidad de una sustancia química determinada pueden variar según la muestra de miga de llanta.

Entre las sustancias químicas encontradas, se incluyen metales, como plomo y zinc. Además, compuestos orgánicos volátiles (COV), compuestos orgánicos semivolátiles (SVOC) y una variedad de productos químicos sin categorizar. Entre estos, los compuestos incluidos en la vulcanización de la goma y productos químicos utilizados en el curado del caucho.

La amplia categoría de SVOC incluye hidrocarburos poliaromáticos (PAH), ésteres de ftalato y productos químicos. Entre los productos químicos están los biocidas que se pueden aplicar al caucho en migajas, durante la vida útil del césped artificial.

Algunas de las sustancias químicas que se encuentran en la miga de llantas son disruptores endocrinos (por ejemplo, los ésteres de ftalato). Otros son carcinógenos conocidos o sospechosos (p. ej., arsénico, cadmio, benceno, estireno) y aquellos que están asociados con otros efectos nocivos sobre la salud humana.

Un estudio reciente evaluó la carcinogenicidad potencial de 306 sustancias químicas que se encuentran en la miga de las llantas y encontró que 197 de ellas cumplían con ciertos criterios de carcinogenicidad, mientras que 58 en realidad fueron catalogadas como carcinógenas por una agencia gubernamental.

Efectos nocivos sobre la salud de las personas

La exposición a dosis bajas de múltiples sustancias químicas puede tener efectos impredecibles sobre la salud de las personas. Esto, con base en los efectos esperados de cada exposición individualmente. Por esta razón, algunos estudios han considerado la combinación de sustancias químicas en la miga de los neumáticos. Sin embargo, también debería considerarse analizar los efectos de cada una de las sustancias por separado.

En un estudio realizado a una instalación trituradora de llantas en Taiwán, se examinaron las partículas contenidas en el aire para determinar su mutagenicidad. Se encontró que mostraban una presencia sustancial de mutágenos. Otro estudio consideró la mutagenicidad del polvo y los humos en dos instalaciones de trituración de neumáticos. En una de ellas se encontró alta actividad mutagénica del polvo y humos. Sin embargo, en la otra instalación casi ninguna actividad mutagénica. Esto marcó una diferencia que atribuyeron tanto a la elección de productos químicos como a la forma en que operaba cada instalación.

Otras opiniones

Si nuestros lectores ingresan en el buscador de Google la frase toxicidad césped artificial Europa, encontrarán opiniones radicalizadas sobre lo bueno o lo malo del césped artificial. Muchas de estas opiniones las encontraremos en medios de prensa nacional e internacional. Todas ellas hacen referencia a organizaciones científicas transcribiendo solo parte de la información y omitiendo (adrede o no) la información en todo su contexto.

Afirmar sin un soporte serio que determinado césped artificial es ecológico o que es perjudicial para el medioambiente y la salud, es irresponsable. Lo que soporta una u otra opinión favorable al césped artificial es la naturaleza inerte y biodegradable de las sustancias empleadas para su fabricación.

Muchos fabricantes se preocupan por confeccionar productos cuya calidad y precio no sean los únicos atractivos de su césped artificial. También se interesan por los posibles impactos que estos puedan producir sobre la salud de las personas y el medioambiente.

Entes reguladores

La Emea Synthetic Turf Council (ESTC) es una asociación industrial para la industria del césped sintético y tiene la visión de servir como foro para promover, desarrollar, crecer y defender la industria del césped sintético.

Este organismo ha establecido una Guía de Calidad del Césped Artificial para Jardinería de la ESTC con la finalidad de que los fabricantes de césped artificial sometan sus productos a estudios de laboratorio para verificar que se ajustan a la norma ISO 17025, entre otras. Dicho estudio finaliza con la presentación de un informe final. Esta guía establece los pasos a seguir para el proceso de evaluación del informe. Esto, con el fin de que la ESTC les emita certificados de conformidad y sus respectivos registros en la ESTC.

Desde el punto de vista del consumidor queda ya de nuestra parte la posibilidad de solicitar las certificaciones adecuadas de los productos que adquirimos. Esta es la única forma de garantizar la inocuidad y calidad de los productos que compramos.

El césped natural como alternativa más segura

El césped natural puede ser una opción más segura para el césped de las casas y los espacios recreativos. Es una forma de eliminar gran parte de las preocupaciones mencionadas anteriormente. Muchos propietarios y comunidades optan por utilizar el manejo de césped orgánico, que elimina el uso de insecticidas, herbicidas y fungicidas tóxicos.

Algunas comunidades en varios países están implementando programas de manejo de césped orgánico en propiedades públicas como escuelas y campos deportivos. Los elementos del programa incluyen la aireación frecuente y la aplicación cuidadosa de fertilizantes orgánicos según las necesidades específicas del lugar.

El césped artificial plantea una serie de preocupaciones ambientales y de salud. Desde un punto de vista medioambiental y de salud, el césped natural gestionado orgánicamente es la opción más segura para céspedes y campos deportivos.

Esperamos que este artículo sobre el Impacto en la salud y medioambiente del césped artificial frente al césped natural, les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Qué son los jardines verticales o paredes verdes

¿Sabes qué son los jardines verticales o paredes verdes? Un jardín vertical, pared verde o pared viva es una técnica utilizada para cultivar plantas en un panel suspendido verticalmente. Estas estructuras únicas pueden ser independientes o unidas a una pared. Los jardines verticales se han utilizado desde civilizaciones antiguas. Muchos jardines verticales modernos pueden durar décadas y dar un toque de naturaleza al paisajismo moderno.

Los jardines verticales son una excelente alternativa en espacios de oficinas, salas de espera o de descanso y comedores, entre otros. También podemos verlos en fachadas de edificios y de obras públicas en algunos países. Si bien las plantas en macetas tienen la ventaja de colocarse en cualquier lugar, pueden ocupar espacio y requerir de muchos cuidados. Sin embargo, con los jardines verticales solo hay que mantener un panel grande. Este, le proporcionará un toque de color exuberante y natural a cualquier ambiente interno o externo de nuestro entorno.

En este artículo de Arpasa les mostraremos qué son los jardines verticales o paredes verdes, los tipos de plantas que se emplean y los sistemas de riego implementados.

¿Jardines verticales o paredes verdes?

Los jardines verticales tienen muchos nombres diferentes: paredes verdes vivas, paredes vivas y paredes de musgo, solo por nombrar algunos además de los que ya hemos mencionado. Como quiera que se llamen, estas estructuras verticales de vida vegetal pueden ser tan pequeñas como un cuadro o retrato de mesa o tan grandes como la fachada de un edificio.

Los jardines verticales se pueden colocar en los vestíbulos de los hoteles, las sedes de las principales corporaciones o incluso en un pequeño patio residencial. Los jardines verticales no solo se ven impresionantes, sino que también nos harán sentir más cómodos en nuestro entorno al aprovechar los poderes calmantes inherentes de la naturaleza.

Jardines verticales interiores

Los jardines verticales no solo crean una atractiva pieza central para nuestro espacio interior, sino que también ayudan a crear un flujo de aire natural en nuestro entorno. Estos jardines pueden estar formados por muchos tipos diferentes de plantas. Entre estas plantas encontramos especies como helechos, ficus repens, pilea y calathea. Estas son las especies de plantas más utilizadas en las paredes verdes. Los jardines verticales también ahorran mucho espacio y pueden llenar cualquier espacio vacío en una pared.

Muchos empleados en entornos de oficina están expuestos a grandes cantidades de químicos nocivos contenidos en el aire como el formaldehído y el monóxido de carbono. Los jardines verticales funcionan como un sistema transformador de aire limpio natural y promueve una mejor atmósfera para respirar y un ambiente más saludable en general. Las plantas también ayudan a reducir la contaminación acústica. Esto, crea un entorno de trabajo más silencioso para los ocupantes de las oficinas.

Jardines verticales o paredes verdes interiores

Jardines verticales exteriores

Muchos edificios en el mundo tienen jardines verticales instalados en sus exteriores. Estos contienen musgos, enredaderas y otras plantas se utilizan a menudo en jardines verticales instalados al aire libre. Los jardines verticales exteriores tienen la ventaja de tener luz solar directa natural que los hace prosperar.

Los jardines verticales exteriores también brindan a los edificios una gran protección y aislamiento contra las fluctuaciones de temperatura, la radiación Ultra Violeta (UV) y las fuertes lluvias. En el verano, los jardines verticales exteriores utilizan un proceso llamado evapotranspiración, que ayuda a enfriar el aire a su alrededor. Dado que los climas son drásticamente diferentes en toda Europa, las plantas para las paredes exteriores se eligen según el clima de cada región, por lo que la vegetación será más fácil de mantener.

Jardines verticales o paredes verdes exteriores

Sistemas de jardinería vertical

La mayoría de los jardines verticales de interiores se componen de un sistema de paneles o bandejas que es fácil de mantener. Los sistemas de paneles como el Sage Vertical Garden pueden ayudarnos a mantener nuestros hermosos jardines verticales en las paredes del vestíbulo o la oficina. Para algunos proyectos, un sistema basado en bandejas tipo GSky Versa Wall sería beneficioso. Este tipo de sistema utiliza bandejas de polipropileno y una tabla de respaldo resistente al agua para ayudar a las plantas a mantenerse hidratadas.

Si no tenemos experiencia en el cuidado de los sistemas, un jardín vertical puede fallar fácilmente sin el mantenimiento adecuado. Esto significa no solo regar las plantas, sino también podar y quitar las hojas muertas. La mayoría de los sistemas de jardines verticales tienen complejos sistemas de riego que mantienen las plantas debidamente regadas, aunque a menudo se requiere cierto nivel de mantenimiento. Afortunadamente, las empresas que instalan estos sistemas también proporcionan mantenimiento mensual.

Sistemas de jardinería vertical

Cómo funciona el riego en las paredes verdes

Como hemos visto, existen varias tecnologías de paredes verdes y cada año se desarrollan nuevas. Independientemente del tipo de sistema de pared verde, la mayoría de ellas tienen uno de dos tipos de sistemas de riego: riego por recirculación y riego directo.

Riego por recirculación

Los sistemas de riego por recirculación hacen lo que su nombre indica: recirculan el agua. En un sistema de recirculación, la fuente de agua es un tanque de riego que se controla a distancia o directamente debajo de la pared verde. El tanque de riego se llena manualmente de forma regular para proporcionar un suministro adecuado de agua de riego.

El agua se bombea desde el tanque a la pared verde. De esta manera se distribuye a las plantas en la pared y el exceso de agua escurre por gravedad y se acumula en la parte inferior de la pared para luego ser devuelta al tanque. Esta agua se vuelve a usar en forma reciclada.

Jardines verticales en fachadas ornamentales

Riego directo

Un sistema de riego directo no tiene tanque de agua ni bomba. En cambio, el agua de riego proviene directamente de una fuente de agua externa o de la presión del grifo. Esta agua, con cierta frecuencia, es mezclada con fertilizante a través de un dosificador. No se requiere una bomba para el riego directo debido a la presión del agua existente en el acueducto local. El agua se canaliza hacia la pared verde y se distribuye a las plantas. A medida que el agua desciende por gravedad, el exceso de agua de riego es recogido y se envía a un desagüe de alcantarillado (no se recircula).

En general, las paredes verdes más grandes tienen un sistema de riego directo y las paredes más pequeñas tienen un sistema de recirculación, aunque esto puede variar. Cada sistema tiene sus ventajas y desventajas.

Independientemente del tipo de sistema de riego utilizado (directo o recirculante), la mayoría de las paredes verdes son operadas por un temporizador o controlador. Un temporizador le dice al sistema de riego cuándo encender o apagar, cuánto tiempo debe funcionar y, en algunos casos, dónde hacerlo. Algunas paredes verdes (especialmente las paredes verdes más grandes) se dividen en múltiples zonas de riego. Esto permite regar diferentes partes de la pared a diferentes velocidades. Por ejemplo, algunas partes de la pared verde pueden necesitar más agua que otras.

Riego manual

Existe un tercer tipo de riego, el riego manual, en el que la persona encargada de cuidar la pared verde le da agua al sistema de riego mediante una máquina que maneja el agua. Esta máquina involucra un tanque con ruedas o una regadera.

El riego manual generalmente se realiza con paredes verdes más pequeñas, como las que son tan pequeñas como un televisor de pantalla grande o una pintura. El beneficio del riego manual es que no se necesitan ni electricidad ni plomería.

Jardines verticales en fachadas de edificios

Jardines verticales de plantas suculentas

Las plantas suculentas se reconocen por almacenar agua en las hojas, tallos o ambos. Existen muchos tipos, especies y formas de cultivo. También las podemos encontrar en una gran variedad de formas, tamaños, colores y características únicas. Las suculentas son populares entre los entusiastas de las plantas porque ahorran espacio, son coloridas y muy fáciles de mantener. Las suculentas también son resistentes al fuego y son excelentes alternativas si nos encontramos en una región con escasez de agua. Por esta razón, las suculentas son excelentes opciones de plantas para jardines verticales. Entre estas plantas se encuentran:

  • Aloe vera.
  • Cactus de Navidad o Pascua (Hatiora gaertneri).
  • Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi).
  • Calandrina (Calandrinia spectabilis).
  • Cactus Mammillaria.
  • Cactus luna (Gymnocalycium mihanovichii).
  • Echevería.
  • Cactus piedra (Lithops).
  • Cactus piedra viva (Conophytum calculus).
  • Corona de espinas (Euphorbia milii).
  • Kalanchoe.
  • Nopal (Opuntia).
  • Ojo de dragón (Huernia).
  • Planta de jade (Crassula ovata).
  • Piedra lunar (Pachyphytum oviferum).
  • Planta rosario (Senecio rowleyanus).
  • Praeger (Aeonium gomerense).
  • Rosa del desierto (Adenium obesum).
  • Siempreviva (Sempervivum).
  • Sigilosa arbustiva (Delosperma basuticum).
  • Uña de gato (Lampranthus spectabilis).

Especie Suculentas

Las suculentas son bien conocidas por tener un exterior duro y carnoso, lo que las convierte en excelentes candidatas para interiores. Seleccionar suculentas hace que sea muy fácil moldear y dar forma a cualquier jardín vertical según nuestras necesidades. El riego y otros tipos de mantenimiento se necesitan menos para las suculentas, mientras que brindan una estética atractiva en cualquier espacio.

Otras especies de plantas para las paredes verdes

Aunque las paredes verdes se pueden personalizar para cada instalación, existen plantas además de las suculentas que son de uso habitual. Las plantas de pared verde más comunes son:

  • Aglaonema.
  • Calathea.
  • Codiaeum (Crotón).
  • Dracaena.
  • Epipremnum.
  • Ficus repens (Higuera trepadora).
  • Helechos.
  • Marantas.
  • Pilea.
  • Schefflera arborícola (Cheflera).
  • Spathiphyllum.
  • Syngonium.

Jardines verticales en un vestíbulo

¿Cuándo deberíamos considerar tener un jardín vertical?

La respuesta a esta pregunta depende de lo que deseamos hacer por nuestro ambiente íntimo, de trabajo o negocio. Si solo deseamos tener algunas plantas encima de los archivadores y en el piso, podemos hacerlo. Sin embargo, si tenemos un área de vestíbulo grande o un espacio grande que pensemos que podríamos usar con algo de vegetación para alegrarnos la vida, una pared verde podría ser perfecta.

Los diseñadores de ambientes pueden ayudarnos a determinar qué áreas de nuestro negocio u oficina podrían beneficiarse de un jardín vertical. También pueden ayudarnos a determinar qué solución de pared verde funcionaría mejor para nosotros.

Jardines verticales o paredes verdes en comedores

¿Por qué los jardines verticales son perfectos para las oficinas?

Las oficinas son generalmente conocidas por tener mucha gente agrupada en un espacio relativamente pequeño. Si tomamos en cuenta los estudios que muestran que los trabajadores de oficina que tienen acceso a la vegetación o la naturaleza mejoran su creatividad y la salud mental, comenzaremos a ver por qué es importante tener una pared verde.

Las paredes verdes ayudan a limpiar el aire, limpian el aire con el oxígeno fresco producido por las plantas. Crean un ambiente de trabajo aislado de sonidos externos que fomenta la concentración y creatividad. Por lo tanto, los jardines verticales son perfectos para oficinas porque las plantas se adaptan a los espacios relativamente pequeños y hacen que la oficina se vea mejor.

La vegetación en una oficina o en cualquier entorno interior tiene muchas ventajas, pero la principal ventaja es la forma en que nos sentiremos después de instalarla. Una y otra vez, muchos estudios han demostrado que las plantas tienen un efecto favorable en la mejora del estado de ánimo en los entornos laborales.

Esperamos que este artículo sobre qué son los jardines verticales o paredes verdes, les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

¿Te has preguntado qué pasa con tu césped natural y por qué no lo puedes mantener vivo? En Dubái, Abu Dhabi y los Emiratos Árabes Unidos el césped puede mantenerse verde todo el tiempo. Estas regiones poseen jardines impresionantemente hermosos. Si ellos pueden, ¿por qué nosotros no?

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

Por lo general, la gente tiene cierta confusión sobre qué es lo que mantendrá vivo y verde su césped. Un error común es creer que cuanto más regamos el césped, mejor crecerá. Otro error importante es que demasiada luz solar también matará el césped. De hecho, ocurre lo contrario en ambos casos, regar en exceso el césped puede provocar una gran cantidad de problemas que inhibirán el crecimiento de nuestro césped. De la misma forma, es la sombra lo que evitará que el césped crezca y no el sol.

En este artículo de Arpasa, les mostraremos algunas maravillas del medio oriente que nos demostrarán que si en los Emiratos Árabes Unidos, con las condiciones adversas del clima y limitados recursos bióticos, tienen unos jardines y extensiones de césped súper atractivos, nosotros también podemos lograrlo.

¿Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo?

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

¿Cómo es Dubái y dónde se encuentra?

Con una superficie de 4.114 kilómetros cuadrados, Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos. Una de las ciudades más importantes del mundo y un destino turístico internacional inmensamente popular. Dubái se encuentra en la costa sureste del Golfo Pérsico y es famoso por el Burj Khalifa, Dubái Marina, Jumeirah Beach, Bur Dubái, el Gold Souk y el desierto, por nombrar algunos lugares.

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

El clima de Dubái, es del tipo desértico subtropical, con inviernos muy suaves o agradablemente cálidos y veranos abrasadores, haciendo que la combinación de temperatura y humedad haga que el calor sea realmente dominante. De hecho, en verano, el viento suele soplar directamente del mar, trayendo humedad del Golfo Pérsico.

La temperatura media oscila entre los 19,5 °C en enero y los 36,5 °C en agosto.

Milagro Garden en Dubái es el parque de jardín de flores más grande del mundo con 72.000 metros cuadrados.

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

Dubái ha sabido aprovechar cada recurso que posee, por lo cual tiene una más que merecida buena reputación, dándole mucho protagonismo a sus atracciones turísticas. Como este hermoso jardín que cualquier amante de las flores disfrutaría.

Esta increíble obra es una de las creaciones emblemáticas de Cityland, Dubái Miracle Garden. Se lanzó el día de San Valentín de 2013 y se encuentra en el corazón de Dubailand. Ver el jardín en plena floración con sus 150 millones de flores dispuestas en arcos con patrones coloridos y una miríada de figuras, es realmente magnífico.

Qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo

Otra maravilla visual es el Dubái Hills Golf Club en Burj Khalifa, Dubái. Es el campo de Golf más nuevo de Dubái y es una atracción irresistible tanto para los lugareños como para los turistas.

Después de haber apreciado las maravillas anteriores, podemos concluir que mantener nuestro césped verde todo el año requiere de ciertos conocimiento básicos y muchos cuidados. Sin embargo, tener un jardín de césped natural vale la pena por su agradable sensación visual, frescura y la forma en que nos acerca a la naturaleza.

Veamos tres aspectos fundamentales a tomar en cuenta para lograr un jardín espectacular en una de las condiciones más extremas posible:

¿Con qué frecuencia debemos regar el césped natural?

Hay cientos de diferentes tipos de césped y algunos pueden soportar condiciones mucho más duras que otros. Algunos soportan el calor, otros no, algunos resisten el agua salada, otros mueren en agua salada y así sucesivamente. Como estamos en medio del desierto de Dubái y el césped de los Emiratos Árabes Unidos obviamente tendrá que ser regado en forma bastante regular, pero eso no significa exagerar hasta el punto de que el césped se ahogue.

En el invierno, el césped solo necesita ser regado una vez al día, a veces es suficiente cada dos días, pero tendremos que experimentar con esto.

En verano definitivamente necesitamos un par de riegos al día. Puede hacerse 5 minutos temprano en la mañana y luego unos minutos más temprano en la noche cuando la temperatura comienza a bajar y el resplandor directo del sol ha disminuido. La evaporación también estará en su nivel más bajo en este punto.

Raíces y suelo

Nuestro césped natural debe tener un sistema de raíces bien enraizado para sobrevivir y florecer. Un césped recién colocado necesitará tiempo para que las raíces se anclen correctamente, así que debemos tener esto en cuenta si nuestro césped es nuevo. Cada tipo de césped tiene un sistema de raíces que está diseñado para su entorno particular.

Las especies de gramíneas que pueden tolerar climas muy áridos con muy poca agua tienen raíces que se extienden profundamente en la tierra o arena. Los pastos que no se adaptan a los climas secos obviamente tendrán dificultades en regiones cálidas como la de Dubái, por ejemplo. Esto se debe a que no se han desarrollado ni adaptado al clima local y al calor especialmente.

Las raíces absorben agua y nutrientes de la tierra, pero como sabemos por sus jardines, gran parte de esa tierra es solo arena, por lo que las especies de pasto que normalmente se desarrollan en suelos llenos de nutrientes de color marrón oscuro tendrán que luchar para sobrevivir.

La tierra negra rica en turba retendrá una gran cantidad de agua, pero esto solo se encuentra en bolsas en los centros de jardinería, porque si cavamos no la encontraremos. Es muy importante elegir un césped que sobreviva en suelos arenosos.

Las condiciones del desierto en Dubái y los Emiratos Árabes Unidos son las siguientes:

  • Temperaturas altas todo el año.
  • Poca pluviosidad.
  • Suelo arenoso.

Pastos que mejor se adaptan a climas como el de Dubái

Los pastos que se adaptan mejor y pueden soportar condiciones climáticas como las del Emirato de Dubái son:

La especie Bermuda (Cynodon dactylon): Esta especie es altamente adaptable al sol, responde bien al riego, tiene buena tolerancia al tráfico, pero necesita de una poda frecuente.

La especie Zoysia (Zoysia japonica): Es un césped de estación cálida (oriente medio y sudeste asiático) que se adapta muy bien a todas las condiciones que se presentan en Oriente Medio y especialmente en la región de Dubái. Estas condiciones incluyen el excesivo tráfico peatonal, especialmente en jardines. Con sus hojas duras, esta especie parece repararse increíblemente rápido cuando es pisada y molestada.

Aunque la especie zoysia se adapta muy bien al sol, también puede tolerar la sombra, lo cual es muy importante. La hierba zoysia tiene la capacidad de permanecer viva en condiciones en las que la mayoría de las otras hierbas ciertamente no sobrevivirían. Sus raíces se encuentran entre las más profundas para los pastos y se adaptan fácilmente a numerosos tipos de suelo, especialmente en suelos de arena.

Esperamos que este artículo sobre qué pasa con mi césped natural, por qué no lo puedo mantener vivo, les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno

Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno

¿Se te ha ocurrido alguna vez pintar el césped natural de tu jardín para mantenerlo verde durante el invierno? Pues esta es una ocurrencia que podemos hacer posible. Tanto el césped natural como el césped artificial se pueden pintar. Indudablemente que la pintura para césped natural es inocua, es decir que no daña la planta. Esta pintura especial le permite a la planta del césped natural transpirar y realizar sus funciones sin ningún inconveniente.

Estas pinturas vienen en varios colores y se fabrican a base de pigmentos naturales. Tienen una duración de dos a tres meses desde su aplicación. Además, son resistentes al agua después de secarse y tan solo se requiere un par de horas para tener un césped verde.

Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno

Este tipo de pintura es muy empleada en EE.UU. y también en España. Pintar nuestro césped no es costoso sin embargo, eso dependerá de la extensión de nuestro jardín. Es muy útil cuando nuestro césped comienza a ponerse amarillo en invierno pudiendo adquirir un color verde de césped natural.

Como lo mencionamos al principio, estos tintes son inocuos, es por esto que no son perjudiciales para niños ni mascotas.

Pintar con aerosol nuestro césped natural, como lo han hecho los campos de golf y los campos deportivos durante décadas, mantendrá nuestro césped verde y con un mejor aspecto.

De dónde viene la pintura para césped natural y su utilidad

Mucha gente utiliza productos para pintar o teñir su césped natural. De esta forma, les dan a su césped desteñido un color verde uniforme y una apariencia saludable. Estos productos tienen varios nombres, pintura para césped natural o colorante para césped natural.

La práctica de pintar el césped natural comenzó en los campos de golf del sur de los EE.UU., donde mantener los putting greens en un aspecto verde consistente tiene gran valor estético. Fue desde ese entonces que esta práctica se extendió a los estados circundantes.

Esto no se trata sólo de darle un toque estético al césped para lucir nuestro jardín ante los demás. Pintar el césped puede ayudarle a mantener una apariencia primaveral durante los fríos meses de invierno.

La pintura para césped natural es especial, no es pintura en aerosol común como la de los estantes de la ferretería local. Tampoco es ese aerosol viscoso que usan los contratistas cuando intentan establecer un nuevo césped o proteger un talud. Eso es hidrosiembra, una mezcla de semillas, acolchado de fibra y fertilizante rociado para ayudar a que el césped se arraigue en superficies inclinadas.

La pintura para césped, sirve como una alternativa estándar a la resiembra de pastos de estación cálida en el otoño. Además, esta técnica es relativamente fácil de hacer.

Al igual que la resiembra, la pintura para césped puede mantener nuestro césped verdoso durante todo el invierno. También es una opción más asequible que la resiembra y puede hacer más que convertir nuestro jardín en un prado verde.

Los paisajistas lo emplean

Grady Miller, autor de la Guía del estado de Carolina del Norte y un reconocido Ph.D. en Agronomía y Suelos, afirma que ha visto muchas empresas profesionales de jardinería, paisajismo y cuidado del césped que utilizan colorantes para ocultar imperfecciones y el estrés de la sequía del césped natural. Según él:

“La pintura para césped natural es un tipo de producto estético. En general, se utilizan para darle al césped un aspecto más atractivo.”

Miller afirma que su empleo puede no ser tan popular para los propietarios de viviendas debido a la disponibilidad del producto y porque los propietarios probablemente no sepan que esta es una opción.

La pintura para césped también se usa en pastos afectados por la sequía o durante períodos de restricciones de agua para presentar una apariencia más uniforme. Con esta técnica, se ocultan las manchas marrones o la hierba muerta y se logra un aumento de la temperatura de la superficie. Esto puede contribuir con el crecimiento de las plantas durante el clima frío invernal.

Sin embargo, la pintura para césped tiene sus inconvenientes. No proporciona una superficie que se pueda usar, lo que significa que si la pintura se desgasta en un lugar, el verde permanece desaparecido. Las apariencias desiguales también son un riesgo si el aplicador no tiene cuidado al rociar.

Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno

¿Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno?

En esta guía de Arpasa, les daremos algunas indicaciones de cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno. Como veremos no es muy complicado. Sin embargo, podríamos confiar este trabajo a especialistas si consideramos no poder hacerlo nosotros mismos.

Entonces, antes de darle a nuestro césped marrón una nueva capa de verde de verano, vale la pena considerarlo. ¿Estamos en capacidad de hacerlo? Podemos asumir los preparativos, las precauciones y las técnicas.

Elección de la pintura

El primer paso es elegir tu pintura. Probablemente tendremos que acudir a un proveedor comercial o recurrir a Internet en busca de pintura para el césped natural.

Una búsqueda rápida en Google o en los sitios web de Amazon y de algunas empresas nos puede mostrar muchas opciones de pintura para el césped natural.

Muchos de estos productos ofrecen opciones tanto en forma concentrada como en botellas listas para rociar. En promedio, una botella de 1 litro nos costará alrededor de 25 a 30 euros. Eso es suficiente para cubrir un área de 46 a 93 metros cuadrados.

Comprar el producto al por mayor puede ahorrarnos algo de dinero. Por ejemplo, una jarra de 1 galón (3,78 litros) del fabricante Endurant se vende en Amazon por 69,75 euros. Eso es suficiente para cubrir unos 5.000 a 10.000 pies cúbicos o 465 a 929 metros cuadrados de césped, según Endurant, para una pintura que durará unos tres meses.

Otros fabricantes afirman que sus productos duran hasta tres meses, dependiendo de la frecuencia con la que cortemos nuestro césped.

Sin embargo, las etiquetas de los productos no son muy claras en cuanto a las cantidades y la aplicación. Por lo tanto, es posible que debamos experimentar qué funciona bien para nuestro césped.

Fabricar nuestra propia pintura para césped

Si esos precios nos parecen un poco elevados para cubrir algunos puntos muertos de nuestro césped, podemos fabricar en casa nuestra propia pintura para césped.

Para fabricar nuestra propia pintura, necesitaremos sal de Epsom (sulfato de magnesio MgSO4), fertilizante líquido y colorante verde para alimentos. Para un césped de tamaño pequeño a mediano, mezclamos 1 libra (453,6 gramos) de fertilizante con 4 libras (1.814 gramos) de sal de Epsom y un cuarto de taza (59,15 centímetros cúbicos) de colorante verde para alimentos.

La sal de Epsom le agrega magnesio y hierro al césped. Puede que esta no sea la mejor idea si tenemos un suelo saludable y equilibrado en nutrientes.

Si ese es el caso, simplemente reemplazamos la sal de Epsom con agua. El colorante para alimentos es el que nos servirá como tinte para césped.

Preparación de las áreas circundantes antes de aplicar la pintura

Ya tenemos la pintura. Sin embargo, debemos tomar algunas precauciones. La pintura para césped es pintura y coloreará todo lo que toque.

La mayoría de estos tintes son permanentes, especialmente en superficies porosas como el concreto. Si pintamos nuestra acera de verde, se mantendrá verde.

Se han visto campos de golf que ponen verdes sus marcadores de salida, se deben tomar ciertas precausiones en lugares como las entradas de vehículos o las paredes de la casa club.

Debemos tener cuidado en el lugar donde estemos pintando. Una pantalla de cartón u otro protector contra salpicaduras puede proteger esas superficies que no queremos manchar.

No se debe pintar en condiciones de viento y hay que cubrir las áreas que no deseamos que se pinten de verde.

Precauciones

A continuación, algunas precauciones que la persona que aplicará la pintura debe seguir:

  • Usar gafas protectoras, guantes y una mascarilla que cubra nariz y boca.
  • Mantener un balde de agua jabonosa a mano con un cepillo de alambre para eliminar rápidamente cualquier exceso de rociado accidental.
  • Usar zapatos viejos que no le importe manchar de pintura.

Al igual que con cualquier otra aplicación de pintura, el color de la superficie que estamos pintando tiene mucho que decir sobre cómo resulta el color final.

Para obtener los mejores resultados, no esperemos hasta que nuestro césped esté completamente marrón pajizo. El color verde natural del césped activo, realzará en gran medida cualquier pintura o colorante que agreguemos. Cuanto más verde sea el césped, mejor tomará el color. Es lo mismo que ocurre cuando pintamos una pared por primera vez o una cerca de madera desnuda.

El césped húmedo también marcará la diferencia. Si nuestro césped está extremadamente seco, las hojas absorberán la pintura, por lo que necesitaremos más pintura por metro cuadrado.

Sin embargo, debemos asegurarnos de que nuestro césped no esté demasiado húmedo. La formación de charcos diluirá la aplicación, le dará cierta decoloración y extenderá el tiempo de secado.

El siguiente elemento importante es el rociador. Un rociador de bomba manual normal que se usa para pesticidas, fertilizantes u otros líquidos funcionará bien. Debemos asegurarnos de seguir las instrucciones del fabricante y la información del equipo para obtener una correcta aplicación de la pintura.

Se recomienda configurar el rociador en su mejor ajuste para obtener la mejor cobertura y agitar todo el rociador periódicamente. Esto evitará la sedimentación del pigmento y la obstrucción de la boquilla. Debemos pintar nuestro césped con trazos uniformes para obtener mejores resultados.

Algunas técnicas y consejos para pintar el césped

  1. Pintar un lugar para prueba. En un rincón apartado de nuestro césped, probamos la pintura para asegurarnos de obtener el color correcto. Es posible que necesitemos un par de pases para obtener un color verde más oscuro o diluir la mezcla para aclararlo. Es como pintar una pared. Si no sentimos que tenemos una buena cobertura, la revisamos nuevamente.
  2. Rociar constantemente. Debemos rociar el césped a una distancia de 6 a 8 pulgadas (15 a 20 centímetros) de la superficie con un movimiento de barrido superpuesto. En las áreas que bordean los caminos de entrada u otras superficies que no deseamos pintar, podemos verter un poco de la mezcla en una botella rociadora pequeña para mayor precisión.
  3. Evitar las rayas. Rociar en un patrón orbital aleatorio. Esto evitará que la pintura se aprecie en forma de rayas y le dará al césped un aspecto más uniforme y natural.
  4. Limpiar inmediatamente. Una vez que hayamos terminado, limpiamos inmediatamente nuestro equipo rociador hasta que el agua salga clara. También debemos limpiar el concreto manchado u otras superficies antes de que la pintura se seque por completo.
  5. Dejar secar completamente. Debemos verificar el tiempo de secado recomendado por el fabricante. Podremos volver a salir a nuestro jardín en tan solo 30 minutos, o tal vez tengamos que esperar hasta 24 horas. El olor también debería disiparse automáticamente, no es necesario tomar precauciones como lo haría al pintar en interiores.

Los productos comerciales se desvanecerán con el tiempo y algunos se desvanecen de manera menos atractiva que otros. Es decir, que durante el desvanecimiento de la pintura es posible notar un cambio en la coloración del césped.

Para obtener el color verde, las empresas mezclan pigmentos azules y amarillos. Por lo general el color amarillo se desvanece más rápidamente, dejando atrás el azul.

Una vez que se vuelve demasiado azul, es tarde para volverlo verde. El truco consiste en volver a aplicar el colorante antes de que la pintura se desvanezca demasiado.

Cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno

Conclusión

Tal vez todo eso suene como una tarea desalentadora para un principiante. Sin embargo, no debemos preocuparnos, los servicios de cuidado del césped y los paisajistas profesionales también pueden encargarse de esto por nosotros.

Los profesionales en jardines y paisajes pueden utilizar aplicadores más grandes, como los pulverizadores de brazo de empuje o de arrastre. Incluso si se usa el rociador manual más pequeño, una mano muy diestra puede producir excelentes resultados.

Una cosa es segura. Después de una exitosa aplicación de pintura, tendremos el césped natural más verde de la vecindad en poco tiempo.

Esperamos que este artículo sobre cómo pintar el césped natural para mantenerlo verde durante el invierno, les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

¿Sabes qué son los Techos Verdes o Green Roofs? Si realizamos un recorrido a vuelo de pájaro por muchas de las ciudades más conocidas del mundo, veremos una característica notable que tienen en común: un número cada vez más creciente de techos verdes.

Ya sea que se trate de jardines cuidadosamente cultivados en los rascacielos de Chicago, granjas urbanas ubicadas en torres en Hong Kong o extensiones de césped natural en lo alto de muchos de los grandes edificios de Copenhague, más ciudades han introducido leyes de planificación que exigen techos verdes en nuevos desarrollos.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Toronto, por ejemplo, introdujo leyes para nuevos edificios o extensiones de más de 21.000 pies cuadrados (1.950 metros cuadrados aprox.) en 2009. Desde entonces, los arquitectos y constructores han tenido que cubrir entre el 20 y el 60% de sus edificios con vegetación, y aunque pueden optar por no pagar una tarifa, menos del 10% elige hacerlo, según datos del Ayuntamiento de Toronto.

Otras ciudades han optado por una mayor flexibilidad. En San Francisco, del 15 al 30% del espacio del techo en los edificios nuevos debe incorporar paneles solares, techos verdes o ambos.

Está muy lejos de cuando aparecieron por primera vez los techos verdes hace más de 50 años, cuando a menudo eran organizaciones benéficas o cooperativas de vivienda las que lideraban la carga en ciudades alemanas como Düsseldorf y Stuttgart, hoy considerada la capital europea de los techos verdes.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Algo de historia sobre los techos verdes

Los techos verdes son conocidos desde hace siglos, tanto en los climas fríos de Islandia, Escandinavia, Estados Unidos y Canadá, como en los climas cálidos de Tanzania. En las zonas de climas fríos, calientan las casas, puesto que almacenan el calor de los ambientes interiores. Y en los climas cálidos enfrían, ya que mantienen aislados los espacios interiores de las altas temperaturas del exterior.

En estos techos, la vegetación junto con la tierra moderan extraordinariamente las variaciones de temperatura en los ambientes de la vivienda. De un modo natural el calor acumulado no sólo se almacena sino que también se absorbe.

Más recientemente, hace aproximadamente 100 años fueron erigidas casas de terrones de césped en poblaciones del norte de Estados Unidos y Canadá. El sistema constructivo empleado probablemente proceda de Europa del Norte por su similitud en la fabricación de las viviendas.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Techos verdes en España

En España no existe hasta el momento ninguna norma que regule este tema. Sin embargo, contamos con uno de los techos verdes más importantes de Europa, ubicado en Bobadilla del Norte, en la ciudad financiera del Banco Santander. Cuenta con área de 90.000 metros cuadrados y está sembrada con diferentes tipos de plantas.

También, tenemos un ejemplo similar de sostenimiento medioambiental en el aeropuerto de Ibiza el cual, no solo aporta estética a la construcción, sino que ayuda a reducir la temperatura en ese caluroso ambiente.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

En este artículo de Arpasa, les mostraremos qué son los techos verdes o green roofs. Veremos sus tendencias en la actualidad y una forma más de humanizar las áreas residenciales y urbanas de nuestras ciudades.

¿Qué son los Techos Verdes o Green Roofs?

Los Techos Verdes, también conocidos como Green Roofs, Ecoroofs o Techos Vivos, se refieren a todos los sistemas que permiten el enverdecimiento de los techos, posibilitando el crecimiento de diferentes tipos de vegetación en la parte superior de los edificios.

Los techos verdes incluyen un conjunto de capas que protegen el soporte y mejoran el rendimiento del sistema. Comúnmente incluyen la vegetación, el medio de cultivo (sustrato), la capa de filtro y la capa de drenaje. Estas soluciones se aplican normalmente sobre cubiertas impermeabilizadas con barrera de raíces y capa aislante o impermeabilizante.

Además, el sistema de techo verde debe aplicarse sobre una capa con una pendiente mínima del 2% para drenar el exceso de agua de lluvia a lo largo del techo.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Ventajas de los techos verdes

Los techos verdes además de influir en el mejoramiento del clima de la ciudad, también optimizan la aislación térmica, el almacenamiento de calor del edificio, y su aislación acústica.

Además son considerados, a largo plazo, más económicos que las cubiertas convencionales. Los techos enjardinados conducen, en esencia, a una construcción ecológica y económica.

Como se señala a continuación:

  • Disminuyen las superficies pavimentadas.
  • Producen oxígeno y absorben C02.
  • Filtran las partículas de polvo y suciedad del aire y absorben las partículas nocivas.
  • Evitan el recalentamiento de los techos y con ello disminuyen los remolinos de polvo.
  • Reducen las variaciones de temperatura del ciclo día-noche.
  • Disminuyen las variaciones de humedad en el aire.

Además:

  • Tienen una larga vida útil si es correcta su ejecución.
  • Surten excelente efecto como aislamiento térmico.
  • Protegen de los intensos rayos solares del verano a las habitaciones ubicadas bajo el techo.
  • Reducen el pasaje de sonido del exterior.
  • Sirven como recubrimiento incombustible.
  • Absorben la lluvia, por lo que alivian el sistema de alcantarillado.

Y por último, algo no menos relevante:

  • Las hierbas silvestres en el techo verde generan aromas agradables.
  • Dan alojamiento a insectos y escarabajos.
  • Son estéticos e influyen positivamente en el buen estado de ánimo y en la distensión de las personas.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Impulsando un futuro más verde

Hoy en día, existen incentivos económicos para ser ecológicos. En Hamburgo, las medidas de cubiertas verdes para edificios residenciales y comerciales están subvencionadas con hasta 50.000 € a través del banco IFB de Hamburgo.

En Estados Unidos, las regulaciones de aguas pluviales de Washington DC y el esquema de crédito fiscal de Filadelfia fomentan los techos verdes.

En Londres, no existen tales incentivos. Sin embargo, ahora alberga alrededor del 42% del espacio total de techos verdes del Reino Unido, en parte a través de esquemas residenciales como Barnet’s Collingdale Gardens e Islington Square.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

Ciertamente existen problemas prácticos que superar, desde el transporte de materiales a los techos hasta el riego continuo y el manejo de las aguas pluviales, también hay beneficios para los inversionistas y los inquilinos.

Sin embargo, los costos de los servicios públicos varían entre las ciudades, el Consejo Nacional de Investigación de Canadá estima que un techo verde puede reducir el uso de aire acondicionado hasta en un 75%.

Comparando el costo esperado de un techo convencional con el costo de un techo verde de 21.000 pies cuadrados (1.950 metros cuadrados aprox.), un estudio de 2006 de la Universidad de Michigan encontró que durante su vida útil, un techo verde ahorraría alrededor de $ 200.000 (unos 172.000 € aprox.) con casi dos tercios de eso en energía.

Atractivo para los inquilinos modernos

Si bien el espacio verde en las azoteas se puede dejar vacío o ajardinado para uso recreativo para ayudar a mejorar la salud y el bienestar de los inquilinos de los edificios, algunas azoteas van por un camino diferente.

Con una mayor preocupación pública por el cambio climático y un creciente apetito por los productos de origen local, la agricultura urbana está comenzando a despegar, y los tejados a menudo ofrecen entornos de alta calidad para cultivar productos frescos. La granja urbana más grande del mundo, Nature Urbaine de Agripolis, se inauguró recientemente en una azotea del centro de París.

Qué son los Techos Verdes o Green Roofs

En Exeter, el jardín en la azotea Princesshay de Crown Estate, que incluye cinco colmenas, árboles frutales y un jardín de hierbas, alberga alrededor de 100.000 abejas. Desde su lanzamiento en 2012, la miel se vende en una tienda de delicatesen.

El uso de techos verdes para cultivar frutas y verduras es una gran oportunidad para alejar los techos del uso puramente recreativo y generar más valor al mismo tiempo que beneficia a la comunidad local y la vida silvestre.

Es un modelo que el propietario de la propiedad YKK ha implementado en Hong Kong para crear una granja urbana de 9.000 pies cuadrados que produce vegetales orgánicos que se donan a organizaciones benéficas locales para ayudar a alimentar a las personas necesitadas. Según Sotomi Funasugi, directora y gerente de fábrica de YKK (HK) Limited.

“Hemos convertido el espacio infrautilizado del edificio en un lugar vibrante donde nuestros inquilinos se ofrecen como voluntarios para ayudar a cultivar las plantas”… “No solo permite a los inquilinos relajarse y socializar, sino que también fortalece los lazos con la comunidad al apoyar a organizaciones benéficas locales y ayudar a los escolares a aprender sobre el cultivo de hortalizas”.

Plantas adecuadas para los techos verdes

Colocar un huerto sobre un techo plano, y plantar verduras o lechugas es posible, sin embargo ese no es el tema de este artículo. Las condiciones algo extremas sobre un techo fuertemente castigado por el viento y su relativamente escasa altura de sustrato, producen fuertes variaciones de temperatura y humedad. Estas condiciones no son propicias para el crecimiento de plantas de cultivo. El cultivo de frutas, verduras y lechugas pertenece al jardín y no al techo. Para esto se requiere de un sistema hidropónico o mayor espesor de sustrato. Es algo más complicado.

Para la elección de la vegetación son decisivos los siguientes criterios:

  • Resistencia a las sequías.
  • Resistencia a las heladas (si aparecen heladas).
  • Altura de crecimiento 10-20 cm.
  • Puntos de floración no mayores a 40 cm.
  • Formación denso enraizamiento con fuerte desarrollo en altura y crecimiento disminuido a lo ancho.
  • No condicionada a la calidad del suelo.

En la literatura, normalmente los techos verdes se dividen en dos grupos: Techos verdes intensivos y techos verdes extensivos.

Techos verdes intensivos

Los techos verdes intensivos abarcan plantaciones de plantas vivaces, plantas leñosas y superficies de césped, que usualmente se encuentran en campo abierto. Estas plantas no son posibles sobre techos inclinados, sino solamente sobre techos planos. Es indispensable un espesor de sustrato de más de 30 cm. Además, deben ser abastecidas regularmente con agua y nutrientes. Los techos verdes intensivos son como una zona enjardinada y requieren de cuidados intensivos y de algunos costos adicionales.

Los techos verdes intensivos pueden compararse más fácilmente con la creación de un jardín sobre un techo. En este caso, cualquier vegetación es posible: céspedes, plantas perennes, arbustos y árboles, pero es importante elegir las plantas más adecuadas para el clima del jardín de la azotea.

Techos verdes extensivos

Techos verdes extensivos son plantaciones que crecen naturalmente sin ser sembradas, que se las arreglan con un escaso espesor de sustrato desde 3 hasta 15 cm sin agua ni nutrientes, y forman una duradera y cerrada capa de plantas.

Los pesos son menores a los 1,6 kN/m2 (160 kg/m2). La vegetación de musgos, suculentas, hierbas o pastos de diferente composición puede sobrevivir sin cuidados y es resistente a la sequía y a las heladas. Esto significa que las plantas deben tener una buena capacidad de regeneración. Por este motivo, se eligen generalmente plantas silvestres.

Para un sistema extensivo de techos verdes, la vegetación más adecuada va desde sedums hasta pequeños pastos, hierbas y plantas herbáceas con flores que necesitan poco mantenimiento. No requieren riego, ya que absorben la mayor parte de las precipitaciones y rocío. Se puede recomendar regar manualmente durante un largo período de sequía.

Los techos verdes extensivos no son colocados para el tránsito de personas y deberían ser pisados sólo por motivos de control o en caso necesario de cuidado. De otro modo, tienen que planificarse fijaciones correspondientes de superficie para caminería y terrazas, por ejemplo con gravilla, planchas de madera o de metal o parrillas.

Tipos de vegetación recomendada

Para techos verdes se utilizan los siguientes tipos de vegetación:

Semilla: En sembrados mojados (verdeados inyectados) se utilizan como medio para evitar el esparcimiento de la semilla, celulosa, alginat, con arcilla o materiales sintéticos emulsionados. En este caso alcanzan cantidades de siembra de 2 g/m2. Las semillas de pastos y hierbas silvestres tiene generalmente una capacidad de germinar y una pureza de clase disminuidas, pero las plantas son muchas veces más resistentes. En sembrados en seco se necesitan normalmente 4 a 8 g de semillas por m2.

Gajos: Los Sedum se cultivan generalmente con trozos de retoños (partes de la planta cortadas). Prenden fácilmente y también pueden soportar períodos de sequía. Para el cultivo por gajos se necesitan alrededor de 40 retoños por cada m2 (30 a 50 g/m2).

Césped listo: Tepes o rollos de césped. Existen empresas que producen césped en rollo. La medida de los rollos por lo general son 0,50 x 1,00 m. El espesor del sustrato tiene aproximadamente 2 cm.

Mantos de vegetación: Los mantos de vegetación se arman con fieltro, redes o mallas de hilo trenzado. Contienen, según las exigencias, diferentes mezclas de musgo, suculentas, pastos, hierbas y plantas de bulbo. El espesor de sustrato es de 1,5 a 3,5 cm y las dimensiones máximas son de 1,00 x 1,00 m.

Panes de césped: En techos con fuerte pendiente puede tener sentido emplear panes de césped. Si están bien enraizados se pueden apilar sobre la misma superficie, uno encima del otro, sin que se resbalen.

Debemos tener en cuenta, que la vegetación resistente a la sequía de pastos densamente crecidos, antes habían sido cortados. La tierra debe alcanzar cerca de 5 a 8 cm y estar bien enraizada.

Especies recomendadas de acuerdo con la altura de sustrato

Veamos cuáles son las especies de plantas recomendadas de acuerdo con la altura del sustrato colocado sobre el techo verde.

Césped natural y pastos silvestres para alturas de sustrato de 12 a 18 cm

Con los techos de césped natural y pasto silvestre se logran los más densos colchones de vegetación con la mayor superficie de hoja verde. Por lo tanto, se consiguen los mejores efectos de aislación térmica, protección al calor del verano y limpieza del aire.

Demostraron su valía las siguientes especies de césped natural y pastos silvestres:

  • Festuca rubra genuina.
  • Festuca rubra commutata.
  • Festuca ovina.
  • Festuca glauca.
  • Festuca scorparia.
  • Poa pratensis.
  • Poa pratensis angustifolia.
  • Agrostis tenuis (en pequeñas añadiduras).
  • Carex digitata.
  • Bromus erectus.
  • Carex flacca (en pequeñas cantidades).
  • Carex humilis.
  • Stipa pennata.
  • Stipa ucrainica.

Mezcla de pastos silvestres para colchón de pasto denso: 25% Festuca rubra genuina, 20% Festuca rubra commutata, 20% Festuca ovina, 30% Poa pratensis y 5% Agrostis tenuis.

En general, los sustratos de 14 a 16 cm son suficientes. También pueden alcanzar 10 a 12 cm para techos con una pequeña inclinación de 5 a 10° y renunciando a un especialmente denso colchón de plantas. Si se desea un denso colchón de vegetación y la inclinación del techo es de 15 a 30° debería elegirse una altura de sustrato de por lo menos 15 cm y un máximo de 18 cm.

Elección de plantas resistentes a las sequías para altura de sustrato de 5 a 8cm

Suculentas o crasas:

  • Sedum acre.
  • Sedum álbum.
  • Sedum anacampseros.
  • Sedum cauticola.
  • Sedum cyaneum.
  • Sedum ewersii.
  • Sedum floriferum.
  • Sedum hispanicum.
  • Sedum hybridum.
  • Sedum kamtschaticum.
  • Sedum krajinae.
  • Sedum lydium.
  • Sedum refelexum.
  • Sedum selskianum.
  • Sedum sexangulare.
  • Sedum spurium.
  • Sempervivella sedoides.
  • Sempervivum arachnoideum.
  • Sempervivum montanum.
  • Sempervivum tectorum.

Liliáceas:

  • Allium atropurpureum.
  • Allium flavum var.minus.
  • Allium montanum.
  • Allium oreophilum.
  • Allium schoenoprasum.

Gramíneas:

  • Bromus tectorum.
  • Carex humilis.
  • Carex ornithopoda.
  • Festuca punctoria.

Vegetación de Sedum, hierba y pasto para una altura de sustrato de 5 a 8 cm

Si por motivos de peso sólo son posibles los pequeños espesores de sustrato, se deberá renunciar a un denso y alto colchón de vegetación.

Para espesores de sustrato de 5 a 8 cm entran en la duda principalmente los tipos de Sedum, y en parte también los tipos de Sempervivum. Estas pueden plantarse como planta vivaz. Sin embargo, es mucho más económico sembrar los brotes en seco o mezclarla con sustrato y esparcirlo en húmedo.

Los tipos de Sedum y de Sempervivum pertenecen a las suculentas, que almacenan agua en los brotes y en las hojas y pueden reducir fuertemente la evaporación. Se adaptan por ese motivo, especialmente a lugares soleados. En la naturaleza emergen en comunidades de pastos secos con similar especialización. Pero con permanente humedad dominan a los pastos.

El cebollino (Allium schoenoprasum) es sembrado sobre todo por su vivaz floración rosa-violeta, que desde la primavera al otoño revive el techo verde, pero al marchitarse a partir de otoño le da al techo verde una grisácea nota de desolación. Hay que tener en cuenta, que el cebollino domina fácilmente y suplanta a los pastos.

Vegetación de musgo y Sedum para alturas de sustrato de 3 a 5 cm

Para techos livianos de grandes luces, como por ejemplo los que fueron construidos para naves de una fábrica y lugares deportivos, puede ser necesario, mantener lo más bajo posible el peso del enjardinado. En este cao entran en juego sólo las mantas prefabricadas de vegetación, que principalmente constan de musgos y Sedum. Estas miden de 3 a 4 cm y pesan, en estado de sembrado acuoso, cerca de 30 a 40 kg/m2.

Como vegetación, se adaptan los tipos resistentes a las sequías, aquellos que caen en un sueño de sequía durante los largos períodos secos. Los musgos prefieren sitios de sombra y humedad. En superficies fuertemente soleadas se utilizan primordialmente tipos de Sedum.

Tipos de musgos para alturas de sustrato de 3 a 5 cm:

  • Ceratodon purpurelis.
  • Campothecium sericeum.
  • Synthrichia rurales.
  • Schistidium apocarpum.
  • Barbula convoluta.
  • Brachythecium rutabuum.
  • Bryum argenteum.
  • Hypnum cypressiforme.

Algunas consideraciones sobre el drenaje de techos verdes

El desagüe de un techo verde se produce principalmente a través del sustrato. Si la capa es fina o la lluvia es copiosa, también se produce el desagüe en la superficie. Según las normas alemanas DIN 1986-2, deben tomarse los siguientes valores de desagüe de aguas pluviales para superficies de techos enjardinados:

Para techos verdes intensivos:

  • Igual a 0,3 (es decir 30%).

Para techos verdes extensivos:

  • Por encima de 10 cm de espesor: 0,3 (es decir 30%).
  • Por debajo de 10 cm de espesor: 0,5 (es decir 50%).

Las mediciones realizadas por la Universidad de Kassel arrojaron que en un techo de pasto con 12° de inclinación (21,26%) y 14 cm de espesor de sustrato, el techo desagua menos del 30% de la caída de lluvia.

Esperamos que este artículo sobre cómo cuidar y conservar un jardín junto al mar les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Cómo cuidar y conservar un jardín junto al mar

Cómo cuidar un jardín de césped natural junto al mar

¿Quieres conocer cómo cuidar y conservar un jardín de césped natural junto al mar? esto no resulta tan complicado como piensas. Sin embargo, se requiere de ciertas atenciones que consideren la agresividad del ambiente marino. Si vivimos en una zona costera o cercana al mar, debemos seleccionar las especies de flores, arbustos y árboles que mejor se adapten a este ambiente.

Cómo cuidar un jardín de césped natural junto al mar

Es por esta razón que en Arpasa, les daremos algunas recomendaciones de cómo cuidar y conservar un jardín de césped natural junto al mar.

Recomendaciones para cuidar y conservar un jardín de césped natural junto al mar

Siempre que diseñamos o planificamos un jardín de césped natural existen factores que afectan su éxito y salud. Esos factores son determinantes en la sostenibilidad del jardín de césped natural que hemos diseñado. En el caso de un jardín cercano al mar, los factores decisivos que afectarán nuestro jardín son: la sal, el viento y el terreno arenoso.

Esta combinación de factores, que resulta característica de las zonas costeras, es perjudicial para muchas especies conocidas por nosotros. A esas especies la exposición al ambiente marino les puede producir deshidratación y quemaduras que se manifiestan en daños a su estructura, defoliación y apariencia rala.

Características del ambiente marino y su influencia en las plantas

Veamos cuáles son estas características del ambiente marino que pueden afectar nuestro jardín junto al mar:

La sal

El salitre o sal del agua de mar en forma de gotas minúsculas es arrastrada por el viento hasta nuestro jardín. Esta sal se deposita tanto en las plantas como en el terreno. No todas las plantas pueden sobrevivir en ambientes salados. En muchas plantas, la sal produce el llamado estrés salino. Este se caracteriza por producir en las plantas necrosis foliar, reducción del crecimiento y pérdida de capacidad germinativa, entre otros efectos.

El viento

Dependiendo de la velocidad del viento, el salitre puede venir acompañado por partículas de arena muy finas. Además, estas partículas azotan las plantas por lo que podrían producirles daños si estas no tienen alguna protección física adecuada (barreras o vallas).

Adicionalmente, hasta los 20 km/h, el viento les origina problemas de carácter fisiológico, como la aceleración de la evapotranspiración con la consiguiente resecación de las plantas. Cuando el viento supera los 30 km/h, los efectos fisiológicos del viento se combinan con los mecánicos. Esto, por lo general, suele ocasionarles daños permanentes.

En el caso de las palmeras, sus troncos flexibles y resistentes, hacen que este tipo de plantas resulten las más indicadas para estos lugares de mucho viento. Por esto, es recomendable colocar protectores firmes a las plantas más altas para que resistan el embate del viento.

El terreno arenoso

Debido a su gran contenido de arena, el suelo arenoso es más el más poroso de todos los tipos de suelos. Este, con frecuencia es llamado suelo sediento debido a su frecuente necesidad de agua y a la velocidad con que esta se evapora. Además, por su alta porosidad, el suelo arenoso no es apto para plantas que requieren condiciones de suelo húmedas. Su ventaja sobre otros tipos de suelos es su habilidad de calentarse rápidamente si el clima es soleado como el de las zonas costeras. Adicionalmente, el suelo absorbe sal marina, afectando el crecimiento de las plantas.

Para contrarrestar todas estas características ambientales adversas, si deseamos tener un hermoso jardín de césped natural junto al mar, debemos seguir las siguientes recomendaciones.

Cómo cuidar un jardín de césped natural junto al mar

¿Cómo cuidar y conservar un jardín junto al mar?

1. Elegir un terreno suficientemente poroso

Para que el salitre no se acumule en el suelo de nuestras plantas, la solución es utilizar un terreno poroso. Nuestro suelo debe contener la cantidad de arena suficiente que permita evitar la acumulación de sal en la superficie. El uso de arena de río es lo recomendable.

La arena de la playa no debe utilizarse en ningún caso ya que las sales que contiene son perjudiciales para las plantas de nuestro jardín.

Estas son algunas de las medidas que debemos adoptar para suelos salinos:

  1. Aumentar la permeabilidad del suelo labrando, aportando materia orgánica y arena.
  2. Instalar tubos de drenaje para evacuar el agua en exceso cargada de sales.
  3. Efectuar de vez en cuando lavados de sales hacia el subsuelo mediante riegos abundantes que inunden la tierra.
  4. No abusar de los fertilizantes puesto que salinizan.
  5. Regar correctamente y con frecuencia nuestro jardín.

El método más recomendado para el riego es pulverizar el agua y mojar bien todas las partes verdes para limpiarlas del salitre que se acumula.

Para regar el jardín lo más cómodo es hacerlo con aspersores. Algunos recomiendan el riego por goteo. Sin embargo, si optamos por el riego por goteo, con el paso de los años, aparecerán problemas de acumulación de sal en los orificios de salida de los tubos. Esto hará que tengamos que limpiar o sustituir los tubos por otros con cierta regularidad.

Además, es recomendable cambiar de agua de riego si esta resulta salobre.

2. Elegir las plantas adecuadas

Existen algunas especies que resisten mejor las condiciones adversas. Por lo que entre todas las especies podemos encontrar muchas plantas que se adaptan fácilmente a las condiciones de un ambiente costero o litoral. Una de las especies más solicitadas para su empleo en jardines es el césped. Lo ideal sería plantar un césped rústico que consuma menos agua y se siegue con menos frecuencia.

Además, se recomienda sembrarlo a partir de la primavera o plantarlo por esquejes (trozo de tallo, de hoja o de raíz). Entre todos los tipos de césped se destaca una variedad americana llamada gramón americano (Stenotaphrum secundatum). Esta planta tolera más la sal y apenas se tornan amarillas sus hojas cuando hace mucho frío.

Césped

En césped, las especies más resistentes al ambiente salino son las siguientes:

  • Stenotaphrum secundatum(Gramón, Hierba de San Agustín). Esta es la más resistente de todas.
  • Paspalum notatum(Hierba de Bahía).
  • Zoysia japonica(Zoysia).
  • Pennisetum clandestinum(Kikuyu).
  • Cynodon dactylon(Bermuda).

Árboles

En cuanto a los árboles, las especies más resistentes son:

  • Acacia spp. (Acacias todas las especies).
  • Acer negundo (Arce negundo).
  • Ailanthus altissima (Ailanto o Árbol del cielo).
  • Araucaria excelsa (Araucaria).
  • Arbutus unedo (Madroño).
  • Broussonetia papyrifera (Morera de papel).
  • Casuarina equisetifolia (Casuarina).
  • Cedrus deodara (Cedro del Himalaya).
  • Ceratonia siliqua (Algarrobo).
  • Cercis siliquastrum (Árbol del amor).
  • Cupressus macrocarpa (Macrocarpa).
  • Cupressus sempervirens (Ciprés común).
  • Eleagnus angustifolia (Árbol del paraíso).
  • Eucalyptus spp. (Eucaliptos todas las especies).
  • Ficus carica (Higuera).
  • Gleditsia triacanthos (Acacia de tres espinas).
  • Grevillea robusta (Grevillea o Árbol de fuego).
  • Lagerstroemia indica (Júpiter).
  • Lagunaria patersonii (Lagunaria o Pica-pica).
  • Ligustrum lucidum (Aligustre).
  • Metrosiderus excelsa (Metrosidero).
  • Olea europaea (Olivo).
  • Pinus halepensis (Pino carrasco).
  • Phytolacca dioica (Ombú o Bellasombra).
  • Pinus canariensis (Pino canario).
  • Pinus pinea (Pino piñonero).
  • Populus alba (Chopo blanco).
  • Punica granatum (Granado).
  • Robinia pseudoacacia (Falsa acacia o Robinia).
  • Schinus molle (Falso pimentero).
  • Ulmus pumila (Olmo pumila u Olmo Siberiano).
  • Ziziphus jujuba (Azufaifo o Jinjolero).

Palmeras

Especies resistentes de palmeras:

  • Butia capitata (Butia).
  • Chamaerops humilis (Palmito).
  • Phoenix canariensis (Palmera canaria).
  • Phoenix dactylifera (Palmera datilera).
  • Trachycarpus fortunei (Palmito elevado).
  • Washingtonia filifera (Wachintonia).
  • Washingtonia robusta (Wachintonia).

Arbustos

Especies de arbustos resistentes:

  • Atriplex halimus (Salado).
  • Asparagus spp. (Esparraguera).
  • Beaucarnea recurvata (Nolina, Beucarnea).
  • Buddleja spp. (Budleya).
  • Bupleurum fruticosum (Adelfilla).
  • Callistemon spp. (Limpiatubos).
  • Caesalpinia gilliesi (Caesalpinia).
  • Calluna vulgaris (Brezo).
  • Erica spp. (Brezo).
  • Caragana arborescens (Caragana, Acacia rusa).
  • Carissa grandiflora (Carisa).
  • Cassia corymbosa (Casia).
  • Cistus spp. (Jaras todas las especies).
  • Cycas revoluta (Cica).
  • Cytisus x praecox (Citiso).
  • Coprosma repens (Planta espejo o Brillantísima).
  • Cortaderia selloana (Plumeros, Hierba de la Pampa).
  • Cordyline australis (Drácena).
  • Cotoneaster spp. (Cotoneaster).
  • Chrysanthemum spp. (Crisantemo).
  • Dracaena drago (Drago).
  • Dracaena indivisa (Drácena).
  • Echium fastuosum (Equium).
  • Eleagnus pungens (Eleagno).
  • Escallonia macrantha (Escalonia).
  • Euonymus japonicus (Evónimo).
  • Fuchsia magellanica (Fúcsia).
  • Hebe speciosa (Hebe o Verónica).
  • Juniperus spp. (Juníperos todos).
  • Juniperus phoenicea (Sabina).
  • Lantana camara (Lantana o Banderita española).
  • Laurus nobilis (Laurel).
  • Ligustrum ovalifolium (Aligustrina).
  • Limoniastrum monopetalum (Salado).
  • Lotus spp. (Loto).
  • Myoporum spp. (Transparente).
  • Myrtus communis (Mirto).
  • Nerium oleander (Adelfa).
  • Othonnopsis cheirifolia (Azulín).
  • Phlomis fruticosa (Flomis, Oreja de liebre).
  • Phormium tenax (Fornio).
  • Pistacia lentiscus (Lentisco).
  • Poinsetia pulcherrima (Poinsetia o Flor de Pascua).
  • Polygala myrtifolia (Polígala).
  • Pittosporum tobira (Pitosporo).
  • Pyraccantha coccinea (Espino de fuego o Piracanta).
  • Retama monosperma (Retama).
  • Ricinus communis (Ricino).
  • Rosmarinus officinalis (Romero).
  • Senecio petasitis (Platanillo, Geranio de California).
  • Spartium junceum (Gayomba, Retama de olor).
  • Strelitzia alba (Estrelitzia).
  • Tamarix gallica (Taraje).
  • Teucrium fruticans (Teucrio).
  • Thuya spp. (Tuyas).
  • Viburnum tinus (Durillo).
  • Yucca spp. (Yucas).

Trepadoras

Especies de plantas trepadoras:

  • Bouganvillea spp. (Buganvilla).
  • Hedera helix (Hiedra).
  • Lonicera japonica (Madreselva).
  • Passiflora caerulea (Pasionaria).
  • Plumbago auriculata (Celestina).
  • Tecomaria capensis (Tecomaria).

Cactus y crasas

Muchos cactus y crasas resisten la sal. Especies de cactus y crasas más resistentes.

  • Ágaves.
  • Áloes.
  • Euphorbia.
  • Kalanchoe.
  • Lampranthus.
  • Sedum.

Herbáceas

Especies de herbáceas resistentes a los ambientes litorales:

  • Achillea millefolium (Milenrama).
  • Alyssum saxatile (Cestillo de Oro).
  • Antirrhinum majus (Antirrino o Conejitos).
  • Artemisia absinthium (Ajenjo).
  • Armeria maritima (Armeria).
  • Aster spp. (Aster).
  • Asteriscus maritimus (Asterisco).
  • Canna indica (Caña de las Indias).
  • Centaurea candidissima (Blanquilla).
  • Cerastium tomentosum (Cerastio).
  • Cineraria maritima (Cineraria).
  • Dianthus caryophyllus (Clavel del florista).
  • Dianthus plumarius (Clavellinas).
  • Festuca glauca ovina (Festuca glauca).
  • Gazania spp. (Gazanias).
  • Helichrysum petiolare (Siemprevivo).
  • Iberis sempervirens (Carraspique).
  • Lavanda spp. (Lavanda).
  • Santolina chamaecyparissus (Santolina).
  • Senecio macroglossus (Senecio).
  • Sparmania africana (Esparmania o Tilo de interior).
  • Stachys lanata (Oreja de liebre).
  • Pelargonium odoratissimum (Geranio de olor).
  • Romneya coulteri (Árbol de las amapolas).
  • Verónica (Verónica).

3. Frenar el viento y salitre

El mejor método para evitar la acumulación del salitre es la construcción de barreras físicas. La idea es que el viento marino impacte en la barrera física para que de esta forma queden atrapadas las partículas de sal arrastradas por el viento.

Además, es preferible que estas barreras sean permeables y no totalmente cerradas. Por ello, una de las barreras más empleadas es la valla con brezo seco, ya que disminuye la fuerza del viento de manera más eficiente que una pared sólida. La razón, es que el viento al chocar contra la valla de brezo se arremolina detrás sin llegar a perjudicar la propia barrera.

Es importante destacar que cualquier seto vegetal creado con una planta resistente a la sal es igualmente efectivo. Por lo tanto, sólo hay que fijarse en que la planta sea de hoja tenaz, duradera y alcanzar cierta altura para proteger las plantas de nuestro jardín.

Las mejores opciones para proteger un jardín costero del viento, son las siguientes:

  • Muros: El inconveniente es que crean turbulencias del otro lado.
  • Setos: Tardan más tiempo en formarse, requieren mantenimiento y ocupan parte del espacio de nuestro jardín. Algunas de las plantas para setos más recomendados son: Transparente (Myoporum spp.) y Pitosporo (Pittosporum tobira). Estas son las especies para setos más resistentes al viento salado.
  • Pantallas con árboles: Acacia, Ciprés, Macrocarpa, Lagunaria (Lagunaria patersonii), Laurel, Leylandi, Transparente (Myoporum spp.).
  • Valla o celosía recubierta con trepadoras: Plantas como Hiedra (Hedera helix) o Madreselva (Lonicera spp.).
  • Láminas de brezo, de mimbre o cañizos.
  • Mallas de plástico, etc.

Esperamos que este artículo sobre cómo cuidar y conservar un jardín de césped natural junto al mar les haya resultado de utilidad. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Alternativas al césped natural para jardines

Alternativas al césped natural para jardines

¿Sabías que existen alternativas al césped natural para jardines? Cuando nos imaginamos un jardín perfecto, lo primero que nos viene a la mente es el césped. En especial un césped homogéneo, de verde intenso y sano. Sin embargo, mantener un césped compuesto, por plantas gramíneas en condiciones de ensueño, requerirá de ciertos cuidados.

Alternativas al césped natural para jardines

Antes de decidirnos por un césped debemos hacernos dos preguntas fundamentales: ¿Nuestro jardín tiene las condiciones que se requieren para la siembra de césped natural? Si la respuesta es sí, entonces debemos preguntarnos: ¿Disponemos del tiempo y dinero necesarios para mantener un césped natural?

En Arpasa hemos hablado del césped natural como la alternativa más ecológica y atractiva de cubrir un terreno con plantas gramíneas. Sin embargo, podemos sembrar otras plantas como césped que no son de la familia de las gramíneas con las que podemos obtener también paisajes ecológicos y atractivos a la vista.

Existen muchas variedades de leguminosas, hiedras y otras especies, que también sirven para embellecer nuestro jardín o pequeño prado. Además, consumen poca agua y su crecimiento es limitado. Es decir, requieren poco mantenimiento.

En este artículo de Arpasa, hablaremos de las más conocidas alternativas al césped natural para jardines. Daremos a conocer diferentes especies y hablaremos de sus ventajas y desventajas.

Alternativas al césped natural para jardines

No siempre el césped está compuesto por plantas gramíneas, existen otras plantas alternativas también de hojas anchas, bastante resistentes, fáciles de mantener y con la capacidad de reemplazar fácilmente al césped convencional.

El césped natural requiere de cuidados y de cierta inversión para su mantenimiento. Requiere de ciegas continuas, riego frecuente, abono, escarificación del terreno y una serie de tareas y labores previas a la siembra. Si lo vemos con criterio práctico, lo que hemos mencionado serían algunas de las desventajas de decidirnos por el césped natural. Estas desventajas son algunas de las que hacen preferir el césped artificial al césped natural.

Sin embargo, nada como un césped natural desde todo punto de vista. Así que nos decidiremos por un césped natural pero de bajo costo y mantenimiento y adaptado a nuestras necesidades de tiempo y dinero.

Así que, a partir de este momento, veremos algunas de las alternativas más interesantes y sostenibles que puede ofrecernos un césped compuesto de plantas no gramíneas.

Plantas cespitosas de hoja ancha

Rigurosamente hablando, las gramíneas no son las únicas plantas que nos pueden proporcionar una pradera tapizada de verde. Existen varias especies de cespitosas que requieren poca agua y bajo mantenimiento. Entre las especies más conocidas están las tapizantes de hoja ancha como la Dichondra o los Tréboles, por ejemplo. Estas pueden cubrir grandes extensiones con sus hojas de verde intenso muy agradables a la vista.

Como ya lo hemos comentado, estas especies tienen la particularidad de ser más convenientes que las gramíneas por su bajo consumo de agua y menor mantenimiento.

Dichondra repens (Oreja de ratón)

Esta planta, también conocida como Oreja de ratón, resulta una atractiva planta tapizante. Es de crecimiento rastrero debido a sus tallos horizontales que además, se enraízan en el suelo. La mejor de sus ventajas es que su crecimiento es limitado y bastante bajo en altura. Requiere de muy pocas siegas, siendo estas necesarias para hacerla más uniforme en altura más que para limitar su crecimiento.

Alternativas al césped natural para jardines

Su morfología es la de una planta bastante decorativa cuyas hojas tiene forma de riñón o como su nombre popular lo indica, su forma se asemeja a la oreja de un ratón. Estas hojas se desarrollan de manera apretada, tupiendo el suelo completamente. Ver un césped de Dichondra es admirar un conjunto o tapiz vegetal bastante cerrado y homogéneo de un verde brillante e intenso.

Veamos a continuación, cuáles son las ventaja de esta planta tapizante.

Ventajas de la Dichondra repens
  • Requiere poca agua. Se recomienda su riego cada 3 días en el verano. Esto la mantendrá en buenas condiciones.
  • Su mantenimiento en cuanto a siegas, desbroce, etc., es escaso. Esto, por no crecer mucho en altura.
  • Se comporta bien en zonas sombreadas.
  • Puede resistir las heladas leves. Sin embargo, puede perder algo de su color verde intenso con el frío.
  • Es resistente a las plagas y enfermedades.

Otra ventaja mencionable es que soporta en cierto grado el pisoteo. Sin embargo, requiere de ayuda cuando su uso es habitual al colocarle piedra natural a modo de enlosado y así poder tapizar los espacios entre las piedras. Un ejemplo de esta configuración podemos apreciarla en una de las imágenes colocadas más arriba.

Las semillas de Dichondra repens se pueden encontrar fácilmente en varios establecimientos comerciales incluyendo Amazon.

Trifolium repens (Trébol enano)

Otra de las plantas tapizantes conocida es el Trifolium repens o Trébol enano. Esta es una leguminosa que generalmente detestan los jardineros, sin embargo, puede ser nuestra aliada a la hora de tapizar un jardín.

Alternativas al césped natural para jardines

Esta leguminosa soporta bastante bien el pisoteo. A diferencia de la Dichondra, soporta muy bien el uso intenso. Exige muy poco en cuanto a la calidad del suelo y no requiere mucho trabajo preliminar a la siembra.

Una vez sembrada es de poco mantenimiento ya que su crecimiento vertical es muy escaso.

Ventajas de la Trifolium repens
  • Con relación a las gramíneas esta planta nos ahorra agua y abono.
  • No requiere ser segada con frecuencia.
  • Resiste muy bien el pisoteo.
  • Se desarrolla bien en suelos pobres y con drenaje deficiente.
  • Es resistente a las bajas temperaturas. Más aún que las gramíneas y la Dichondra.

A pesar de sus ventajas, también podemos mencionar una desventaja con respecto a los otros tipos de césped y es su característica resbaladiza. Además, puede causar manchas en la ropa, cosa que no se recomienda para el rodeo de piscinas y áreas de esparcimiento.

Por otro lado su florecimiento atrae a las abejas. Para evitar esto, que podría ser una desventaja, debemos segar este césped con más frecuencia o cuando aparezcan los capullos.

Podemos adquirir las semillas de Trifolium repens de manera sencilla en comercios agrícolas y en Amazon.

Otras clases de plantas tapizantes

En algunas ocasiones necesitamos tapizar zonas o áreas con pendientes variables, sombras o sitios de difícil acceso.

En estos sitios, por lo general se dificulta utilizar la segadora y el empleo del riego automático resulta complejo. Esto, sin dejar de mencionar las zonas de sombra que producen los árboles. Estas son algunas de las razones que nos motivan en la búsqueda de otras alternativas.

A continuación, veamos algunas variedades de estas plantas tapizantes.

Hedera hélix (Hiedra común)

Esta es una planta tapizante conocida por sus propiedades medicinales. Se conoce como Hiedra común. Es una especie trepadora de la familia Araliaceae abundante en África, Asia y Europa.

Alternativas al césped natural para jardines

Esta es otra de las alternativas para componer un césped. Es excelente como planta tapizante. Además de cubrir áreas verticales, podemos emplearla para cubrir zonas del suelo inclinadas o no. Es una planta que se desarrolla muy bien a la sombra donde otras especies gramíneas no sobreviven.

Además, crea una excelente combinación en lugares donde están sembradas plantas de mayor tamaño. Esto le brinda al paisaje una agradable percepción de profundidad.

La Hedera hélix tiene la capacidad de extenderse hasta el punto de resultar invasiva. Además, puede cubrir rápidamente el suelo teniendo que contenerla mediante sucesivos cortes o siegas.

Ficus repens (Higuera trepadora)

Este es un Ficus trepador cuyas hojas son de tamaño pequeño y de color verde oscuro. Es nativa de Asia y Australia. También se le conoce como Higuera trepadora o Enamorada del muro. Puede trepar cualquier superficie vertical empleando para ello, pequeñas raíces. Al igual que la Hedera hélix, podemos aprovecharla como planta tapizante.

Alternativas al césped natural para jardines

Esta planta se desarrolla muy bien en lugares sombreados o de iluminación intermedia, al pie de árboles de sombra donde las gramíneas no prevalecen.

Sin embargo, entre sus debilidades están la exposición directa al sol y las bajas temperaturas. A pesar de esto, se desarrolla perfectamente en clima mediterráneo.

Trachelospermum jasminoides (Jazmín estrella)

La Trachelospermum jasminoides es otra de las plantas trepadoras tapizantes comúnmente conocida como Jazmín estrella o Jazmín chino. Aunque le cuesta iniciar su desarrollo, una vez ha comenzado crece con rapidez.

El Jazmín estrella florece en primavera y verano de manera similar al jazmín común pero es menos fragante.

Esta variedad es bastante resistente. Se desarrolla a la perfección bajo el sol o la sombra y resiste muy bien las bajas temperaturas. Es importante para esta planta el tener un buen drenaje.

Ophiopogon japonicus (Convalaria)

La Ophiopogon japonicus llamada comúnmente Convalaria parece una gramínea crecida cuando no es segada. Es originaria de Japón y se emplea como sustituto de las gramíneas para zonas sombreadas.

Esta planta es excelente alternativa para lugares de sombra y con cierto grado de humedad. Crece hasta unos 20 cm de altura y se extiende horizontalmente de manera rápida hasta hacerse densa.

Existen muchas variedades de plantas que crecen de manera rastrera y son útiles como tapizantes para lugares que no están sometidos al pisoteo. Entre ellas están: el tomillo, el tomillo rastrero, la gazania, el junípero horizontal y una enorme diversidad de plantas crasas. Todas estas plantas resultan útiles en el sostenimiento y ornamento de nuestros jardines.

Esperamos que nuestro artículo sobre algunas alternativas al césped natural para jardines, les haya resultado de interés para mejorar sus jardines y áreas verdes. También, es posible que les interese nuestro artículo sobre Qué tipo de césped natural se debe plantar o Cómo aprovechar el confinamiento para mantener a punto tu césped natural.

Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural

Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural

¿Sabes qué semillas seleccionar al sembrar césped natural? En términos generales un buen césped debe distinguirse por ser de un verde intenso, de una densidad continua y apreciable, de textura fina, de sistema radicular fuerte, resistente al pisoteo y a las enfermedades, entre otras. Además, de resiliente o capaz de recuperarse luego de cada corte.

Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural

Todas estas características podrán obtenerse dependiendo de varios factores. Entre ellos están, el clima como factor primordial, el uso al que va a estar sometido nuestro césped natural, la calidad del suelo, la insolación a la que va a estar expuesto, y por último aunque no menos importante, el cuidado adecuado que le dedicaremos. Todos estos factores variarán de acuerdo con el tipo de césped que seleccionemos.

En este artículo de Arpasa, les mostraremos qué semillas seleccionar al sembrar césped natural. También veremos los tipos de semilla, las condiciones que favorecen su siembra y cuándo hacerlo.

¿Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural?

En la naturaleza existen más de 10.000 variedades de césped pertenecientes a la familia de las gramíneas. Entre todas estas variedades de césped natural existen muchas que pueden adaptarse a las diferentes condiciones climáticas, tipos de terrenos y usos que podamos darle.

Morfología del césped

A continuación, describiremos a grandes rasgos, algunas de las características físicas del grupo de especies de gramíneas denominadas en botánica como céspedes:

  • Hojas: Su estructura es plana, en forma de arco en u o en v. Se desarrollan sobre el tallo de manera alterna y en cada nudo. La hoja está constituida por la vaina, el limbo y la lígula.
  • Tallo: Los tallos también llamados cañas, están compuestos por nudos cortos ubicados de manera alternada.
  • Estolón: Es un tallo que se desarrolla sobre el terreno de manera horizontal, este produce hojas que se desarrollan y funcionan con normalidad.
  • Rizomas: Son tallos subterráneos que crecen horizontalmente y cuyo desarrollo es semejante al de la raíz, orientándose hacia la superficie y produciendo la parte aérea y las raíces que crecen hacia abajo. Su desarrollo continúa con un crecimiento horizontal continuo y subterráneo, asegurando de esta manera su enraizamiento y expansión.
  • Flores o panoja: Por lo general, son hermafroditas y en algunos casos unisexuales, los sépalos y pétalos son reducidos y se han transformado en brácteas o glumelas. Su aspecto es una consecuencia del acondicionamiento de esta planta a la polinización por el viento.
  • Frutos: El fruto de las plantas gramíneas es un cariópside o fruto seco indehiscente. Este dispone de una semilla cuya testa está unida al pericarpio el cual forma una cubierta bastante delgada.
  • Raíz: El sistema radicular de las gramíneas es de dos tipos: el primario, originado en la semilla cuya vida es de unas semanas posteriores a la germinación. El secundario, formado por raíces adventicias que brotan posteriormente desde la base, en los nudos ubicados en la corona y en los tallos laterales.

Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural

Si necesitamos sembrar césped y no tenemos los conocimientos sobre cómo hacerlo o la forma de elegir las semillas, veremos a continuación, algunas recomendaciones que nos ayudarán con esta tarea.

Tipos de semillas de césped

Seguidamente, les mostraremos una lista de las plantas de césped comúnmente más empleadas:

  • Ray-grass inglés (Lolium perenne): Este tipo de césped es muy empleado por ser bastante resistente a los cambios de temperatura y al uso frecuente. Aunque no es aliado de los espacios sombreados, crece rápidamente y se coloca con facilidad. Necesita de continuo mantenimiento de riego, abonado y siega.
  • Festucas: Es un césped de alta resistencia formidable para soportar el pisoteo y las enfermedades. Existen más de 200 variedades y es muy empleado en las mezclas con otros tipos de semilla.
  • Poa (Poa pratensis): Esta gramínea es ideal para climas de bajas temperaturas y no requiere de mucha luminosidad. Podemos encontrarla como la semilla más utilizada para céspedes. Es de un color verde bastante intenso, soporta el uso excesivo y la poca humedad. Sin embargo, su implantación resulta lenta.
  • Grama (Cynodon dactylon): Es perfecta para zonas secas y cálidas. Resiste altas temperaturas y pisado. Requiere de espacios soleados ya que no es amiga de la sombra y es de mantenimiento sencillo.

Existen otras variedades de césped como la Dichondra (centavito u oreja de ratón) y el trébol enano blanco que no son gramíneas. Son plantas leguminosas utilizadas exclusivamente con fines ornamentales ya que no son resistentes al pisado.

Qué semillas seleccionar al sembrar césped natural

Por otro lado, existe el césped japonés que consiste en una mezcla de césped y semillas de varios tipos de flores utilizadas para la decoración de jardines. Es ideal para el tráfico excesivo y climas secos, además resulta muy adaptable.

¿Cómo elegir las semillas de césped?

Existen tres criterios fundamentales a tomar en cuenta para la elección de las semillas de césped. Estos son los siguientes:

  1. El clima: Este es uno de los factores principales para la elección del césped que se adecue al lugar donde lo sembraremos. Del clima, dependerá su capacidad de adaptación además del mantenimiento que le proporcionemos.
  2. El uso: Dependiendo del uso que le demos, este deberá soportar o no las pisadas continuas o su vistosidad para la ornamentación.
  3. Las mezclas: Mediante las mezclas proporcionales de diferentes semillas de gramíneas podemos aumentar o reducir ciertas características de nuestro césped para adaptarlo a las condiciones que deseamos.

Considerando estos tres criterios especificaremos cada uno de ellos con el fin de identificar aquellos que los relaciona y así obtener de manera específica la alternativa que más nos conviene.

Elección de las semillas de césped según el clima

De acuerdo con el clima que tengamos elegiremos las semillas de nuestro césped de la siguiente manera:

  • Zonas cálidas: Para este tipo de clima es recomendable la Grama o Cynodon dactylon, el césped rústico y el Dichondra repens.
  • Zonas húmedas: Es recomendable la o elegir una mezcla de semillas.
  • Todo tipo de clima: En este caso tenemos varias opciones. Funcionan el Poa pratensis, la Festuca rubra y el Ray-grass inglés.

Elección de las semillas de césped según las necesidades de uso

Para finalizar los criterios tenemos el de tomar en cuenta las necesidades de uso de nuestro césped. Si nuestros requerimientos son para un área deportiva podemos emplear el Ray-grass inglés o Lolium perenne. Para un uso muy activo el césped debe ser denso para ser más resistente. En otro caso podemos usar un césped con fines ornamentales también denso pero más fino.

Uso ornamental o decorativo

Por lo general disponen de un nivel estético alto, sus hojas son finas de mucha densidad y bastante homogéneo. Además, permanece verde durante gran parte del año con pocas y bajas siegas (cada dos a tres días en época de verano). Sin embargo, es de alto mantenimiento. En cuanto a su preferencia, mayormente se coloca en jardines, zonas centrales y entradas de viviendas. No soportan el pisado frecuente. Sus semillas o tepes son costosas y la formación de una cubierta tupida es algo tardía.

Uso deportivo

Disponen de un nivel estético medio. Resisten alto tráfico y el uso diario. Además, son resistentes a enfermedades y plagas. La dedicación del mantenimiento es de medio a alto.

Uso utilitario

Es tal vez el más común en jardines de uso familiar, puede usarse sin muchos problemas. Resiste el pisoteo y su mantenimiento es bastante cómodo.

Rústico

El nivel estético de este tipo de césped es de rango medio-alto. Es altamente resistente a situaciones adversas como sequías, alta salinidad, temperaturas elevadas, enfermedades y plagas, suelos pobres, bajo abono, etc. Requieren de poco mantenimiento. Algunas de estas especies son de hoja ancha y permanecen latentes en situaciones extremas tanto en verano como en invierno, perdiendo algo de verdor.

Elección de las semillas de césped según las mezclas de especies y uso

No resulta frecuente sembrar césped natural empleando una sola especie, se acostumbra la siembra de varias especies mezcladas. La razón, mantener un césped verde durante todo el año alternando especies cuyos siclos son diferentes.

A continuación, mostramos una tabla donde se especifican las mezclas en proporción más comunes:

¿Cuándo sembrar el césped?

Se puede sembrar el césped durante todo el año. Sin embargo, no debemos seleccionar las temporadas donde el frío, el calor y la sequía sean intensos. Se recomienda realizar las siembras durante los meses de marzo, abril y septiembre. Esto es debido a que las temperaturas son un tanto moderadas en esos meses del año. Luego de sembrado nuestro césped, debemos esperar de 7 a 10 días para poder pisar el terreno.

Esperamos que este artículo sobre qué semillas seleccionar al sembrar césped natural les haya resultado útil e interesante. Si quieres plantar césped natural en tu jardín y necesitas ayuda puedes consultar con nosotros para brindarte todos los consejos necesarios.

Qué hacer si el césped natural tiene manchas amarillas

Cuando hablamos de mantenimiento del césped natural, una de las cuestiones que suelen suceder son las manchas amarillas. Éstas pueden surgir cuando menos lo esperas y mucho más si nos encontramos bajo condiciones climáticas que no son las más adecuadas. Normalmente este tipo de manchas pueden producirse debido a la sequedad del ambiente o también por el exceso de agua.

Es por ello que en este artículo que traemos hoy en Arpasa estaremos hablando detalladamente sobre qué debes hacer en el caso de que tu césped natural tenga manchas amarillas.

Qué hacer si el césped natural tiene manchas amarillas

En muchas ocasiones, los jardines privados son los que suelen descuidarse más si no se consulta a un experto. A pesar de que las manchas amarillas no son sencillas de tratar, se puede recuperar el césped si se implementan los consejos adecuados.

En esta guía estaremos abordando algunos aspectos relacionados a cuáles podrían ser las razones por las que se seca el césped natural y qué podemos implementar para recuperarlo, logrando que quede perfecto.

Causas de las manchas amarillas en el césped natural

Las manchas amarillas en el césped natural suelen presentarse como consecuencia de un exceso de agua, enfermedades, plagas e incluso por un pésimo mantenimiento. En breve estaremos hablando de las principales causas que suelen acelerar la creación de manchas amarillas en el césped natural.

Qué hacer si el césped natural tiene manchas amarillas

Mala distribución de agua

Esto suele ocurrir cuando se lleva a cabo el regado y algunas zonas del césped natural es más regado que otros o incluso por un mal sistema de drenaje causando encharcamientos.

Exceso de salinidad en el agua o suelo

Normalmente esto ocurre por el exceso de sal en el agua o en el mismo suelo. Es por ello, la importancia de realizar un estudio de suelo previo antes de colocar el césped natural. También se presenta este tipo de manchas cuando contamos con un suelo demasiado compacto.

Quemaduras creadas por el calor o frío intenso

Los climas extremos suelen dañar el césped natural, y una de las principales consecuencias puede ser la formación de manchas amarillas. Es por ello que debemos tomar en cuenta ciertas medidas al plantar césped durante el verano e invierno.

Por la sombra y humedad

Cuando contamos con un jardín que se encuentra mucho tiempo a la sombra, es posible que se formen estas manchas amarillas, lo mismo ocurre con la humedad. Si tienes un jardín que pasa mucho tiempo a la sombra, es importante que le eches un vistazo a nuestro artículo donde te brindamos algunos consejos para el mantenimiento del césped en estos ambientes.

Exceso de fertilizantes

Cuando empleamos un exceso de fertilizante también le podemos causar daños al césped natural debido a los agentes químicos que contienen. Para ello, lo más recomendable utilizar fertilizantes naturales.

Qué hacer si el césped natural tiene manchas amarillas

Carencia de nutrientes

Si contamos con un césped natural que carece de los nutrientes para su crecimiento fortalecido, es muy probable que comencemos a verlo amarillento en ciertas zonas. Por esa razón, es muy importante mantener nuestro césped sano y fuerte para que crezca de excelente forma.

Raíces de los arboles

En muchas ocasiones las raíces de los árboles pueden dañar el césped natural llegando al punto de terminar en manchas amarillas. Este es un tema mucho más delicado pero que también se puede tratar.

Mal suelo

Cuando contamos con un césped natural que carece de ciertos nutrientes como el fósforo, nitrógeno, azufre, hierro y calcio, se hace mucho más proclive a la formación de manchas amarillas. Esto se traduce en un césped mucho más débil y proclive a sufrir daños por los cambios climáticos.

Mal abonado

Al emplear un mal abonado del césped natural es posible que comiences a notar en poco tiempo las manchas amarillas. El abonado es parte esencial para mantener los nutrientes del césped natural, mientras sea natural mucho mejor.

Uso de fertilizantes químicos

En algunas ocasiones puede que los fertilizantes químicos u orgánicos sean la razón de las manchas amarillas en el césped natural por su gran cantidad de químicos. También puede ocurrir esto debido a una dosis exagerada y a una mala distribución del abono mineral. Cabe destacar que el exceso de nitrógeno puede causar quemaduras en el césped traduciéndose en manchas amarillas.

Mal uso horario del regado

Cuando se riega el césped fuera de horario se puede tener como consecuencia estas manchas amarillas. Por ejemplo, si tenemos un césped que se mantiene normalmente a la sombra y lo regamos constantemente, el encharcamiento puede causar daños en él.

Plagas y enfermedades

Estos microorganismos pueden causar diversos daños en el césped natural, incluso dándole una especie de apariencia amarillenta y seca. Esto normalmente suelen ser conocidos como los hongos del césped y que pueden crecer debido diversos cambios climáticos o al exceso de humedad.

Estas especies de hongos normalmente suelen cambiar según el tipo de temporada. Cabe destacar, que este tipo de hongo suele aparecer cuando se dan los cambios climáticos más drásticos durante el año, es decir, en invierno y verano.

A continuación, explicaremos cómo se puede conocer la causa de las manchas amarillas en tu césped.

Inspecciona el césped natural para descubrir los daños

Para saber el causante de las manchas amarillas en el césped natural debemos revisarlo para descubrir si hay zonas que han quedado áridas, con hoyos o montículos y espacios con charcos. En primer lugar, se deben reparar directamente estos daños para aplicar más adelante un tratamiento en toda la zona afectada.

Colocar abono como plan de emergencia

En algunas ocasiones los abonos y fertilizantes pueden ser perjudiciales para nuestro césped, de igual forma se recomienda aplicar abono como plan de emergencia. De manera general, la hierba seca necesitará nutrientes para volver a crecer y el abono es el elemento más importante para ello.

Debemos tener claro que uno de los componentes más fuertes que contienen los fertilizantes es el nitrógeno, el cual, puede ocasionar problemas en el césped si se utiliza en exceso, llegando al punto de generar quemaduras. El resto de elementos como el fósforo o potasio deben aplicarse en una gran cantidad para que pueda hacerle daño al césped, así que por ellos no debes preocuparte.

No descuidar en ningún momento el césped natural

Una de las cuestiones esenciales para mantener el césped natural a tope es revisar el riego. Si cuentas con un sistema de regado automático, debes estar seguro de que funciona de la forma correcta y programarlo según el calendario de riego adecuado.

Si sucede lo contrario y el césped natural cuenta con un exceso de agua, se debe reprogramar el riego para que no sólo se encargue de regar en las horas precisas. Por lo menos en invierno, el exceso de lluvias puede ocasionar manchas amarillas. Cuando se riega más de la cuenta, las raíces llegan a pudrirse y las hojas se pueden volver más amarillentas.

Aireado y escarificación del césped

Si notas que han aparecido algunas manchas amarillas en el césped natural, una de las razones por las que esto puede pasar se debe a que tengas ciertos restos orgánicos que no permiten que se airee de forma correcta. Si quieres conseguir una hierba mucho más verde, de gran calidad y densa, debes realizar ciertos trabajos de escarificación, esto quiere decir, eliminar de forma continua cualquier resto orgánico que pueda poner en peligro el césped natural.

Mantener el control del corte del césped

Dependiendo del tipo de césped natural con el que contemos, necesitaremos un tipo de corte específico. Si llevamos a cabo un corte mucho más bajo, tendremos un césped mucho más débil y un poco más propenso a que sufra enfermedades. Es por esa razón que se aconseja regular la altura de la cuchilla de nuestra herramienta para cortar césped.

¿Qué debemos hacer cuando el césped natural tiene manchas amarillas?

El problema con respecto al césped natural con manchas amarillas es que muchas personas no logran dar con la solución debido a la falta de conocimiento o por estar poco informados sobre el correcto mantenimiento del césped natural.

Para conseguir eliminar por completo las manchas amarillas del césped natural, se debe llevar a cabo los siguientes pasos y así estaremos mejorando y fortaleciendo el césped:

Preparar adecuadamente el terreno

Si deseamos contar con un césped natural mucho más fuerte y de gran calidad, es importante hacer un estudio del suelo y prepararlo para la plantación. Todo esto consta de nivelar el terreno, airearlo y ararlo. Estos tres elementos son fundamentales para que el césped cuente con mayor oxigenación. Además de ello, debemos utilizar abonos con nutrientes como el fósforo, hierro y nitrógeno para que pueda crecer fuerte y verde.

Emplear algún fungicida para el césped natural

Si estamos tratando con un césped natural que se encuentra infectado, es importante identificar cuales el tipo de plaga u hongo que estamos tratando para seleccionar el fungicida adecuado. Es importante que antes de ello se haga un examen microscópico en un laboratorio para identificarlo correctamente.

En el mercado podrás encontrar tanto fungicidas orgánicos e inorgánicos, aquí puedes ver sus diferencias:

Abono orgánico: el compuesto orgánico es un excelente abono para el césped natural, el cual, te estará ayudando a mejorar sus nutrientes. Es importante repartir el abono de forma uniforme por todo el campo para cerrar con un riego al punto de diluirlo y así hacer que el abono se integre directamente con el subsuelo. De esta forma se estará aprovechando completamente para su distribución. Es importante no utilizar martillos de estiércol los cuales no son recomendados por sus consecuencias que pueden resultar en la quema del césped y producir olores desagradables.

Abono inorgánico: los abonos inorgánicos o también fertilizantes para césped amarillento por su gran demanda. Dentro de ellas puedes conseguir una gran gama de calidades y marcas, pudiendo encontrar entre mineral, granulado, artificial, líquido o en polvo. Lo más importante de este aspecto es que cuenten con compuestos de fósforo, nitrógeno, calcio e hierro que puedan contribuir al fortalecimiento y crecimiento del césped natural. Al utilizarlo estarás notando que el efecto es inmediato estimulando el crecimiento.

Nuestra recomendación es utilizar un fungicida orgánico, ya que son los menos agresivos para nuestro césped natural.

Esperamos ayudarte con todos estos consejos para que así puedas eliminar las manchas amarillas de tu césped natural. Si necesitas más consejos sobre césped puedes visitar nuestro blog o contactar con nosotros para aconsejarte en lo que necesites.

 

OBTÉN TU VALORACIÓN TOTALMENTE GRATIS

¿Quieres mejorar tus instalaciones?

Haz click en el enlace y podrás recibir tu valoración gratis.